octubre 17, 2017

Críticas a Alicia Kirchner y Macri

el Ministerio de Educación había ofrecido la posibilidad de elevar el 4% de aumento (en blanco) que por irrisorio, fue rechazado por ADOSAC y fue la provincia quien decidió no ofrecerlo al sector docente y bajar la paritaria salarial.

En la Marcha de la Mesa de Unidad Sindical (MUS) realizada el miércoles en Río Gallegos, se presentó a Alicia Kirchner y Mauricio Macri en el Titanic. Fue en el marco de un nuevo paro docente y de la suspensión unilateral del Gobierno Provincial de las Paritarias.

El que también se metió en el medio fue el Obispo D´Aníbale, el cual, al contrario de su antecesor, Juan Carlos Romaín quien se ponía al frente de los reclamos populares, opinó que el gremio docente debe entender el diálogo como el camino (eso nunca estuvo en duda) y se debe cuidar el derecho a la educación de los niños; lástima que como su predecesor, no se lo dice a la Gobernadora.

El miércoles se realizó una nueva Marcha Provincial encabezando la movilización una camioneta que arrastraba un carro sobre el cual se erigía la maqueta de la proa del “Titanic”, transatlántico hundido en 1912 usado como metáfora de todo lo que se va a pique en materia social, económica y política.

Sobre la cubierta del improvisado barco, iban las figuras de Alicia Kirchner y Mauricio Macri, interpretado por dos “actores” quienes con las caras de ambos hacían una graciosa mímica sobre el manejo de los fondos públicos que “van y vienen” desde la nación, pero sin ser aplicados al pago de los sueldos ni a la actualización salarial de los docentes.

Las críticas del sector, arreciaron tras conocerse que la supuesta “anulación de las paritarias por parte del gobierno nacional”, las cuales estaban previstas para el martes a las 14:00 horas y tal lo anunció el Ejecutivo Provincial, culpando a Macri de tomar tal decisión, fue una falacia más del gobierno de Santa Cruz, por cuanto la diputada Roxana Reyes (UCR/Cambiemos) le confirmó a OPI que, no solo es mentira que el gobierno nacional haya suspendido las paritarias, lo cual no es de su competencia, sino que, además, el Ministerio de Educación había ofrecido la posibilidad de elevar el 4% de aumento (en blanco) que por irrisorio, fue rechazado por ADOSAC y fue la provincia quien decidió no ofrecerlo al sector docente y bajar la paritaria salarial.

Esto desencadenó el enojo de la dirigencia gremial docente que el martes hizo una conferencia de prensa, aludiendo a la clara posición confrontativa tomada por Alicia Kirchner a quien, reconocieron, no le importa la educación en santa Cruz, sino solamente “aleccionar”, “domesticar” y quebrar al gremio, para enarbolar la victoria política y advertir a los otros sindicatos que si hacen algo parecido, sufrirán las mismas consecuencias.

Entre los discursos del miércoles al mediodía frente a Casa de Gobierno hasta donde llegó “el Titanic”, se escuchó al secretario General de la ADOSAC Pedro Cormack, quien resaltó esta intencionalidad del gobierno, quien, a su criterio, cuenta con la complicidad del gobierno nacional y de allí, precisamente, la forma en que se simbolizó el barco que se hunde, aludiendo al gobierno provincial y nacional colocando en la cubierta del mismo a la Gobernadora y al Presidente de la Nación, el cual, como lo demostramos en nuestra nota de esta mañana, es quien más fondos le ha enviado históricamente a Santa Cruz sin pedirle ningún tipo de rendición, ni exigirle requisito alguno de transparencia, aún cuando Alicia Kirchner no haya logrado restablecer las clases en la provincia.

Paralelamente el miércoles se conoció el pedido formal del gobierno al Juez Diego Lerena, quien oportunamente fallara para que ADOSAC reintegre las clases en las escuelas, por la ejecución de la multa de 50 mil pesos diarios en contra del gremio docente, por cada día de incumplimiento. Recordemos que el fallo, también alude a las obligaciones del Ejecutivo, hecho expresamente “olvidado” por las autoridades de Educación, quienes piden el cumplimiento de las obligaciones de una sola parte.

Y si algo faltaba para colorear aún más el conflicto, el Obispo de la diócesis de Río Gallegos, Miguel Angel D´Aníbale, habló por una radio local e hizo un llamado claro y preciso al diálogo de las partes, alabó la iniciativa de los gobiernos provinciales y nacionales de “ocuparse del tema” aún siendo de signos políticos distintos, pero, como no podía faltar en estos discursos camuflados, hizo hincapié en que el gremio debe “ceder algo” y desde lo institucional dijo que espera “sea entendido desde la parte gremial” y tras reconocer el derecho a reclamar, trasladó el mismo derecho a los niños de educarse, le puso la nota emotiva con un ejemplo vivido por él con una niña en el interior de la provincia, habló de “ceder en algún punto”, pero no dijo nada respecto de las obligaciones incumplidas por el gobierno provincial. No observó el incumplimiento del Estado, la falta de sensibilidad de las autoridades que se niegan a pagar y a recomponer los salarios, bajan las paritarias, confrontan permanentemente, no abren el diálogo, solo lo simulan y judicializan el reclamo.

De esto D´Aníbale no dijo nada, lejos, muy lejos de su antecesor, Juan Carlos Romanín quien en el 2007 se ponía al frente de las marchas populares y entre las dos posiciones, Estado-gremios, asumía la representatividad del más débil: los trabajadores estatales agremiados que dependen de las políticas públicas de cada gobierno.

Fuente: www.opisantacruz.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: