diciembre 13, 2017

Julián Weich y Pancho Ibáñez llegaron con el Programa “Agua Segura” a la Escuela Rural N° 23 de Los Talas

El establecimiento educativo de Ruta 15 y Arroyo El Pescado recibió un equipo filtrador de agua con una capacidad de 50 litros

En horas de la mañana, los reconocidos conductores televisivos Julián Weich y Pancho Ibáñez, presentaron el Programa “Agua Segura” que lleva adelante la empresa social Universal Assistance en la Escuela Nro. 23, Coronel Hipólito Bocuchard de Ruta 15 y Arroyo El Pescado de Los Talas
La actividad gestionada por la Dirección provincial de Educación Primaria, tiene como objetivo principal desarrollar acciones para que las personas gocen del derecho al acceso a agua segura de forma sostenible. Asimismo, impulsa el programa “Escuelas Activas en Buenos Aires”, el que está integrado por una empresa social que propone llevar a las escuelas rurales un programa de educación y salud que consiste en brindar agua segura de forma inmediata y concientizar a los alumnos, las familias y los docentes sobre los hábitos de higiene y salud.
De la jornada, junto a los alumnos, docente y padres, participaron el delegado municipal de la zona II, Carlos Lozano; la vicepresidenta del Consejo Escolar, Elizabeth Franchi; la directora del establecimiento escolar, Gabriela Villareal, integrantes y voluntarios de la Fundación y el Proyecto Agua Segura.
En la oportunidad los promotores de la iniciativa hicieron entrega a la Escuela 23 de un filtro Lifestraw Community, con una capacidad de 50 litros y un microscopio de mesa.
Con la participación de Weich como capacitador y a cargo de explicar ante los alumnos y los presentes, el uso del filtro y destacar la importancia de consumir agua de buena calidad y en las cantidades que el cuerpo necesita, se pudo observar el armado y funcionamiento del equipo de filtrado y con el uso del microscopio observar las bacterias que se pueden encontrar en el vital elemento sin el tratamiento adecuado.
Los estudiantes siguieron con firme atención la charla a cargo del conductor televisivo, quien le puso a sus palabras su habitual humor y simpatía. Paso seguido se repartieron entre los alumnos crayones y hojas en las que por medio de dibujos expresaron los conocimientos adquiridos. También dedicaron una canción referida al agua.
La Municipalidad de Berisso a través de la Delegación Zona II, provee a la Escuela 23 del agua en forma permanente a través de un camión cisterna, con el cual se llenan los tanques y la red del establecimiento.
Sobre la actividad desarrollada hoy en Berisso y la que lleva adelante el grupo, Julián Weich consideró que “ayuda a que los chicos de todas las escuelas del país tengan una calidad de agua que no les provoque ninguna enfermedad, hoy llegamos hasta este colegio para dejar en funcionamiento un filtro para que los chicos tengan agua segura en este lugar”.
“Hay 20 mil escuelas rurales en nuestro país, todas toman agua en mal estado. Por eso es que venimos y le explicamos a los chicos que tener agua potable es un derecho, insistimos en la necesidad de tomar agua segura porque es una manera de enseñarles a cuidarse, a lavarse las manos después de que van al baño o antes de comer”, apuntó Weich, quién agregó, “si bien los alumnos tienen el concepto del agua a nivel ecológico, de cuidarla y no derrocharla, a veces no tienen la misma noción al igual que los adultos, de la calidad de la misma”.
El mismo Pancho Ibáñez indicó que el día de hoy “significa un antes y un después para la escuela, porque sabemos de las carencias de este tipo de zonas y los problemas de agua potable que existen”. “Como integrante de la fundación, tenemos la oportunidad de donar este filtro y también de venir a ofrecer conocimiento sobre estos aspectos”. “El acceso al agua potable es un derecho más como cualquier otro, y en este sentido es también un cambio de vida para todos. A un niño hay que explicarle lo más básico como lavarse las manos y que tomar agua se vuelva algo cotidiano como un saludo”.
“Hoy en día, muchos chicos les están enseñando a sus padres este tipo de cosas, porque ha habido una especie de vacío educacional durante mucho tiempo y gracias a Dios la escuela se está haciendo cargo de cosas que tal vez no se enseñaron desde casa”, precisó Ibáñez.
Por su parte, la directora de la Escuela 23, Gabriela Villareal manifestó que la comunidad del establecimiento se encontraba muy contenta y agradecida por la implementación de este proyecto en el lugar. “La escuela ha sido elegida entre varias de tipo rurales de la Región I y en este caso fuimos favorecidos”.
“El tema del agua es un contenido que está en los diseños curriculares, así que aprovechamos toda esta semana como para interiorizarnos sobre esto, los chicos han aprendido un montón. El Municipio nos provee el agua que utilizamos para la limpieza de la escuela y el Consejo Escolar nos trae bidones de agua para poder tomar”, repasó la docente sobre cómo llega habitualmente este recurso a la escuela.
Durante la jornada los docentes y alumnos recibieron instrucciones sobre el uso y mantenimiento del filtro, para que cumpla con su función.

A %d blogueros les gusta esto: