diciembre 13, 2017

“Las fotos publicadas en Instagram pueden revelar si se sufre depresión”

Los investigadores analizaron 43.950 fotografías de 166 usuarios de la red social en los que se incluían 71 personas con depresión

Si los ojos son el espejo del alma, las fotos publicadas en las redes sociales son el reflejo de la salud mental. Esa ha sido la conclusión de una investigación que tras analizar las fotografías de los usuarios en Instagram. El programa desarrollado por los investigadores ha sido más efectivo que los psiquiatras a la hora de diagnosticar depresión a las personas, al menos para las 166 que se estudiaron en el experimento.

El artículo publicado en la revista EPJ Data Science ha revelado que el programa fue capaz de identificar con precisión esta enfermedad mental a través de las fotografías que los usuarios publican en sus redes sociales con un 70% de efectividad, frente al 42% de casos que los expertos consiguen diagnosticar sin ayuda de escalas, cuestionarios u otros elementos de medición. El estudio desarrollado con la colaboración entre la Universidad de Vermont y de Harvard ha recogido los perfiles de 166 personas de la conocida aplicación.

Las fotos de quienes sufren esta enfermedad suelen ser más oscuras, sin filtros y contienen más caras, según la investigación. “Las fotos publicadas por las personas diagnosticadas con depresión, cuando seleccionan un filtro, suelen utilizar el de negro y blanco que cubre los colores“, ha afirmado el doctor Christopher Danforth de la Universidad de Vermont y coautor del estudio. “También publicaban fotos con más frecuencia y recibían más comentarios, pero este dato no supone una fuerte contribución a nuestro estudio”, declara el investigador a EL MUNDO.

Los investigadores analizaron 43.950 fotografías de 166 usuarios de la red social en los que se incluían 71 personas que tenían un diagnóstico clínico por depresión. El programa buscó detalles en dichas fotos tanto de las personas sanas como de las que padecían la enfermedad, para así establecer diferencias entre unas y otras. Esta información fue utilizada para ver si el programa era capaz de predecir quién iba a sufrir depresión observando las fotos que publicaron antes de ser diagnosticados.

“A pesar de tener una muestra pequeña, pudimos observar diferencias entre individuos con depresión y sin ella, y más importante aún, el programa pudo predecir quién sería diagnosticado mirando sólo las fotos anteriores al diagnóstico”, ha apuntado el doctor Andrew Reece, de la Universidad de Harvard y coautor del trabajo.

Una aplicación útil

Este programa podría ser muy beneficioso para las personas en el futuro, según creen los investigadores. “Imagina una app que pudieras instalar en tu móvil y alertara a tu médico de que necesitas ser examinado tras detectar un empeoramiento de tu salud, antes incluso de que te des cuenta de que tienes un problema”, ha explicado Danforth. Dado el aumento del uso de las redes sociales, la identificación temprana de estos problemas tiene un potencial enorme, ha asegurado el investigador.

Sin embargo, el algoritmo que analiza y detecta nuestro comportamiento también podría tener usos negativos, según los científicos. “La protección de datos debe ser la prioridad en la investigación de las redes sociales, así como para cualquier empresa que desee utilizar este tipo de hallazgos científicos de una manera ética”, ha dicho Reece en declaraciones a EL MUNDO. “La analítica predictiva puede usarse para ayudar a las personas, en lugar de simplemente buscar un beneficio. En cualquier caso, el progreso científico y la ética deben ir de la mano para garantizar el respeto de los derechos de los datos personales”, ha concluido.

Fuente: http://www.elmundo.es

A %d blogueros les gusta esto: