1316513725048372
octubre 23, 2017

Una baldosa por la memoria de Héctor “el Negro” Demarchi

El sábado 5 de agosto a las 15 hs  se colocará la baldosa por la memoria en homenaje al periodista y militante  Héctor “el Negro” Demarchi, en Alsina 555  y Diagonal Sur de la ciudad de Buenos Aires. Buscan más información sobre su historia y trayectoria.

Demarchi fue secuestrado y desaparecido  por la dictadura cívico-militar el 5 de agosto de 1976 al salir del diario El Cronista Comercial donde era delegado sindical. El testimonio de diversos testigos aseguran su paso por el centro clandestino de detención Cuatrerismo – Brigada Güemes, ubicado en Camino de Cintura y Ricchieri, La Matanza.

“Estamos tratando de reconstruir quién fue el Negro Demarchi como ser humano, como amigo, como periodista y como militante”, cuentan los vecinos de Barrios por la memoria y justicia de Blavanera que piden a quienes puedan aportar información que se comuniquen con la organización.

Reproducimos la información recabada en el siguiente texto que forma parte de una investigación que realizaron Natalia Demarchi y Gabriela Pascual:

El Negro, Héctor Ernesto Demarchi, nació en Morón en noviembre de 1948. Siendo joven se trasladó del barrio a la ciudad en busca de un empleo y un sueño: convertirse en periodista. En 1970 comienza a trabajar en el área de publicidad de El Cronista Comercial dirigido por Rafael Perrota y al poco tiempo se convierte en delegado del diario.

Hacia 1974 de la mano de Quito Burgos, por ese entonces jefe de redacción, empieza a aprender el oficio periodístico y a publicar sus primeras notas en la sección gremiales que firmaría con el seudónimo de Gaspar Gayoso por conflictos con dirigentes de la CGT y la Triple A.

Pero quizá la militancia sindical haya sido su mayor campo de acción: fue representante de la comisión interna de El Cronista en la Asociación de Periodistas de Buenos Aires (APBA) y candidato como secretario adjunto de la Lista Naranja que disputaba la conducción del gremio, en ese entonces en manos del PC. El proceso eleccionario no llegaría a su fin ya que la Asociación fue intervenida por el Ministerio de Trabajo, que nombró como delegado normalizador a Oscar Ciardulli.

Su militancia política estuvo ligada al Peronismo de Base en una primera instancia y posteriormente al PRT. En tal sentido formó parte de la redacción de la revista quincenal Con Todo, publicación oficial del Peronismo de Base dirigida por José Osvaldo Villaflor. Desde noviembre de 1975 a mayo de 1976 fue uno de los redactores de Nuevo Hombre (última época) a cargo de Manuel Gaggero.

En julio del ’76 sabiendo que su vida corría peligro renuncia al Cronista. Tenía previsto un viaje al 8º Congreso de la Organización Internacional de Periodistas en Helsinki, Finlandia, donde su misión principal sería denunciar la represión sufrida por los periodistas en Argentina. Luego se exiliaría en México. No fue posible. El 5 de agosto de 1976 regresó por última vez al antiguo edificio de El Cronista situado en Alsina 547 y al salir fue secuestrado por un grupo de tareas.

A %d blogueros les gusta esto: