noviembre 25, 2017

SI DE ‘TRATA’ SE TRATA, DEBATE Y PROPUESTAS

¿Puede la justicia obviar indicios que apuntan a la trata y al proxenetismo?

Por Yamile Almeida *

A dos meses de su desaparición, ante la nueva convocatoria a marchar por Johana Ramallo, acompañamos a Marta en la búsqueda de su hija, exigiendo su inmediata aparición con vida. Desde el inicio del caso, desde la agrupación de mujeres “Juntas y a la Izquierda” y el MST en Izquierda al Frente, hemos pedido un pronto accionar, tanto de la justicia como de la policía, del gobierno de Vidal y el nacional. Pero hicieron lo opuesto.

Cómo actuar y que medidas plantear en estos casos

Ya en la marcha del 3 de agosto hicimos dos propuesta: 1) exigir que a Johana se la buscara como persona ‘desaparecida’ y no por ‘averiguación de paradero’ como caratuló la justicia. 2) que se investigara la hipótesis frente a posibilidades complejas como el negocio de la trata, la prostitución y las drogas.

La Fiscal, justicia, la policía bonaerense y el gobierno de Vidal se han negado. Se perdió tiempo valioso. La investigación no conduce a nada. Y no por casualidad. Conscientes de la absoluta responsabilidad en las autoridades, es importante reflexionar también sobre los pasos dados en el colectivo de mujeres y las organizaciones que acompañamos el reclamo por Johana, desde el primer día e incondicionalmente.

Para balancear cómo actuar en estas difíciles situaciones, a partir de la experiencia que construimos en el andar, la movilización y exigencia a las autoridades. Porque en un principio hubo otra orientación. Los abogados y compañeras que concentran la difusión del caso no compartieron exigir ese cambio de carátula, tal como planteamos el 3 de agosto. Se tuvo en cuenta el pedido de la fiscal que argumentaba que, en los hechos, la estarían buscando como desaparecida.

A casi un mes de faltar Johana, con la toma del Consejo de Mujeres el 22 de agosto, es cuando se produce el primer cambio y entonces realizamos la exigencia a la fiscal, Bettina Lacki, para que cambie la carátula de ‘averiguación de paradero’ y se investigue la ‘desaparición de persona’, como habíamos planteado 20 días antes.

Era vital ese cambio de carátula ya que, el buscarla como desaparecida, obliga a que intervengan fuerzas y recursos en todo el país. Nuestro planteo tenía íntima relación con la segunda propuesta hecha el 3 de agosto: avanzar en la hipótesis de trata, prostitución y droga. Porque ya estaba esa idea en el entorno.

Si de “trata” con fines de explotación sexual podía ser el caso, requiere de la búsqueda en el país y no sólo con la policía Bonaerense, la que suele estar sospechada en ese tipo de delitos. Pero surgió entonces otro debate, legítimo, aunque se resuelve en general de forma unilateral, cuando debería ser que, si todas la buscamos y luchamos, todas participamos en las decisiones. Aunque es Marta, la mamá, la que tenga la última palabra.

El planteo fue que hacerlo público podía “estigmatizar” a quien era víctima. Pero para buscar a Johana y a cualquier chica, es preciso hacerlo en el entorno real, no negarlo. A 41 días, en la toma de Fiscalía, es cuando se empieza a plantear esta posibilidad. al pedir que se aparte a la Bonaerense de la investigación “ya que es una fuerza que conoce todos los movimientos de la zona donde Johana fue vista por última vez…”.

Justamente la ‘zona roja’, donde la vulnerabilidad y empeoramiento de sus condiciones de vida la llevó a encontrarse en situación de prostitución, tras ser captada por redes de proxenetas a través del consumo de droga, con falsas promesas de solución rápida a los problemas que atravesaba la familia. Así se lo expresará a 52 días de su desaparición, al plantear la denuncia en la Justicia Federal para que se investigue la hipótesis de trata. Inacción oficial que se da en el marco de sospechas de complicidad.

Luego de iniciado ese pedido, ante la inacción de la justicia provincial, marchamos para:

  • Exigir que la justicia haga lugar al reclamo de investigación en los Tribunales Federales por el posible delito de trata para la explotación sexual. Para poder avanzar rápido en recuperar el tiempo perdido.
  • Que se dé participación a la familia y a las organizaciones de mujeres en la investigación.

 

Si de “trata” se trata

 

La desaparición de Johana nos confronta con problemas muy serios que afrontamos en esta sociedad regida por el capital. Trata de personas, prostitución y drogas son algunos de los “negocios” paridos por este sistema capitalista machista y patriarcal. Al ser sistémicos, estos negocios, cuentan con la connivencia de todos los actores involucrados; la policía, la justicia y la política son parte que interviene y los genera.

¿Puede la justicia obviar indicios que apuntan a la trata y al proxenetismo? ¿Puede la policía omitir como hipótesis investigativa la explotación sexual, la captación y la venta de estupefacientes en zonas identificadas por todos? ¿Puede la gobernadora Vidal hacer caso omiso a la desaparición de Johana, sucedida a pocas cuadras de la gobernación bonaerense? Lamentablemente, la respuesta es sí. Porque integran, representan y regentean un sistema descompuesto que no se proponen transformar.

Estos casos sólo demuestran que las medidas prohibicionistas hacia quien se encuentra en situación de prostitución; como la aprobación de códigos contravencionales persecutorios y la eliminación de avisos sexuales, en vez de conseguir disminuir estos flagelos, solo empujan a la clandestinidad a quienes ejercen la prostitución, favoreciendo la coima policial y la trata que dicen combatir.

Por todo esto, el caso de Johana y las serias denuncias y presunciones de la familia, nos llevan a sostener medidas de fondo sobre las que poder actuar:

  • Políticas públicas de inclusión laboral para quienes tomen otra opción de vida.
  • Incorporación en los programas educativos de todos los niveles del tema de la trata y las medidas de prevención.
  • Registro Público de las personas desaparecidas por trata.
  • Control social de los operativos policiales a prostíbulos con participación de las organizaciones de lucha contra la trata de mujeres y de derechos humanos, como parte de una reforma policial total. Ninguna persecución a las prostitutas.
  • Terminar con el amparo institucional con la elección de jueces,  fiscales y comisarios por voto popular, con mandatos de duración limitada y cargos revocables en caso de inconducta, inacción, obstrucción o complicidad con el crimen organizado.
  • Depurar, democratizar y establecer el control social sobre la policía y demás fuerzas de seguridad.

Lucharemos por estas causas hasta lograr que Johana aparezca con vida y se castigue a los responsables.

 

  • candidata a diputada bonaerense

MST en Izquierda al Frente, lista 1906

A %d blogueros les gusta esto: