diciembre 13, 2017

“Sólo un punto”

Racing no tuvo una noche con luces y empató 0 a 0 con San Martín en el Cilindro. La Academia lo buscó pero no encontró claridad para quedarse con la victoria. El equipo de Diego Cocca llegó a los cinco puntos.

La ilusión de volver a sumar de a tres se le escurrió de las manos a un Racing que no supo cómo hacer para superar la resistencia defensiva de San Martín. La Academia, en casa y ante su público, no halló los caminos para toparse con el gol y se quedó con las ganas de cantar victoria. Con un 0 a 0 que estuvo lejos de cautivar, la necesidad de crecer desde lo futbolístico quedó puesta sobre la mesa.

No todos los partidos exigen cumplir el mismo papel y al equipo de Diego Cocca le tocó en la noche del sábado asumir por completo el protagonismo. Y entonces, con la pelota y el campo como condicionantes, la obligación fue exponer un buen nivel de volumen de juego para poder quebrar a un adversario ordenado que esperó sin demasiadas ambiciones. Y ahí radicó el gran problema: a la Academia se le ocurrieron pocas ideas y, por lo tanto, no consiguió molestar ni en cantidad ni en calidad a Luis Ardente. Augusto Solari resultó una preocupación constante por derecha pero ninguno de los delanteros pudo recibir de frente al arco como para hacer pesar la jerarquía individual. Si bien es cierto que Gastón Gómez no sufrió, también es verdad que la falta de sorpresa al momento de elaborar se tornó un escollo serio para arrimarse al gol.

Sin mucho margen para especular, Racing se aferró al aliento de su gente para empujar a San Martín contra Ardente. Una avivada de Lisandro López dejó a Diego González muy cerca de tocar a la red. Enseguida, un cabezazo de Barbieri“>Miguel Barbieri se fue cerca del poste derecho. Ya con cuatro defensores –Egidio Arévalo Ríos había reemplazado a Sergio Vittor, lesionado-, la apuesta fue adelantar las líneas para apoyar a los de arriba. En busca de alternativas de mitad hacia adelante, Andrés Ibargüen y Maximiliano Cuadra ingresaron por Matías Zaracho y por Iván Pillud. Sin embargo, salvo en contadas excepciones, las intenciones no llegaron a mayores y la tensión se fue diluyendo al ritmo de las imprecisiones.

La igualdad tuvo sabor a poco para todos. Racing sabe que puede dar más y tratará de demostrarlo la semana que viene en La Paternal.

 

www.racingclub.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: