diciembre 11, 2017

Carta del Papa: “El trabajo no puede considerarse como una mercancía”

Bergoglio reiteró sus críticas al actual modelo mundial “que pone al Dios dinero en el centro”

Este viernes finalizó en el Vaticano el encuentro sobre el mundo del trabajo del que participaron 300 dirigentes sindicales de 40 países del mundo. Aunque el Papa no pudo cerrar el encuentro, los representantes de la CTA Autónoma valoraron como positivas las intensas jornadas de intercambio de experiencias de lucha y organización con trabajadores y trabajadoras de todo el mundo en esta etapa neoliberal del capitalismo global.

El cardenal africano Peter Turkson, prefecto del dicasterio para el Desarrollo Humano Integral y organizador del encuentro, leyó un mensaje del pontífice argentino en el que Francisco pidió a los líderes sindicales de todo el mundo que “no se dejen corromper”.

 

Ricardo Peidro, secretario general de la CTA Autónoma dijo a ACTA que el Papa también criticó “la lacra” de “los que se dicen sindicalistas y se ponen de acuerdo con los empresarios para dejar a miles de compañeros sin trabajo”.

 

En la carta, el Papa les pidió a los dirigentes que “hagan justicia juntos pero en solidaridad con todos los marginados”. También que se cuiden “del cáncer social de la corrupción. Así como la política es responsable de su propio descrédito por la corrupción, lo mismo ocurre con los sindicatos”.

El Pontífice pidió a los participantes que “no dejen que los intereses espurios arruinen su misión, tan necesaria en los tiempos que vivimos”. Afirmó que “el mundo y la creación entera aguardan con esperanza ser librados de la corrupción: sean factores de solidaridad y esperanza”.

Bergoglio pidió también a los sindicalistas que “no se olviden de su rol de educar conciencias en solidaridad, respeto y cuidado. El trabajo no puede considerarse como una mercancía ni un mero instrumento en la cadena productiva de bienes y servicios, sino que, al ser primordial para el desarrollo, tiene preferencia sobre cualquier otro factor de producción, incluyendo al capital”.

“Además de volver a apelar a su pedido de “tierra, techo y trabajo”, Bergoglio reiteró sus críticas al actual modelo mundial “que pone al Dios dinero en el centro”, dijo Ricardo Peidro. El dirigente también señaló que fue un encuentro de dos días con representantes gremiales de todo el mundo planteando perspectivas para los trabajadores y trabajadoras frente al avance neoliberal y contra los derechos de la clase trabajadora.

A %d blogueros les gusta esto: