noviembre 25, 2017

“Se puede aumentar la coparticipación bonaerense sin desfinanciar la ANSES ni las provincias postergadas”

El debate abierto por el descongelamiento de los aportes realizados por la Nación al Fondo del Conurbano, pone el foco en los fondos coparticipables a las provincias y el origen de los recursos. Según trascendió en los últimos días, la provincia reclama $40 mil millones de pesos durante el 2018 en materia del reparto de recursos federales, que serán atendidos por el gobierno nacional

El reclamo histórico para que se descongele el Fondo del Conurbano trae aparejado desfasajes y reacomodamientos en la manera de financiar estos montos que, según un estudio realizado por el IDEP – ATE provincia de Buenos Aires, perjudicarían directamente recursos destinados a sostener el sistema previsional (ANSES) y fondos de Infraestructura Básica Social.

Al respecto, el secretario general de ATE y la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires, manifestó que: “El gobierno nacional pretende financiar el descongelamiento del Fondo del Conurbano haciendo coparticipable el 100% de lo recaudado por el impuesto a las ganancias. De esta manera, se aumentaría la cantidad de pesos dados en este concepto, pero desfinanciará directamente otras áreas como la ANSES y la infraestructura social que reciben del impuesto a las ganancias un porcentaje de lo recuadado. Sin ningún lugar a dudas, el reclamo de los bonaerenses es justo, pero no lo pueden solventar los sectores más vulnerables. Además, desfinanciar la ANSES es un riesgo enorme para el futuro de los argentinos”.

Se estima que volviendo coparticipable, en los términos planteados por el gobierno nacional, el mencionado impuesto se incrementarían los recursos destinados a las provincias en 230 mil millones de pesos (ejemplo: la provincia de Bs. As. recibiría 20 mil millones más). Pero las provincias que reciben el 4% por Infraestructura Básica y Social dejarían de percibirlo y justamente son las más necesitadas, a las cuales prometen recompensar con transferencias de la nación.

Otro de los temas centrales es la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), ya que dejaría de percibir el 20% de lo recaudado por dicho impuesto. Hablamos de una suma superior a los 130 mil millones de pesos (aunque parcialmente compensado con impuesto al cheque). Esto trae aparejado el desfinanciamiento explícito del ANSES, poniendo en riesgo el pago de las jubilaciones de nuestros viejos, y ni hablar de garantizar mejores haberes jubilatorios.

Tal cual lo expresado por el secretario general de ATE provincia de Buenos Aires, “es inadmisible desfinanciar estas áreas claves. Desde nuestra organización planteamos claramente que como criterio general se debe federalizar los recursos, volver totalmente coparticipables ciertos impuestos que sólo lo son en forma parcial. Otra opción viable es restituir las retenciones al 35% a las exportaciones de soja, y al resto de los commodities, incluyendo a las mineras. Durante el año 2016, el estado dejó de recaudar aproximadamente 70.000 millones de pesos. La propuesta es restituir esos derechos de exportación y que sean totalmente coparticipables”.

“Desde ATE, llamamos a que se convoque a todos los sectores productivos, universidades y todas las jurisdicciones provinciales, para reconfigurar una nueva ley de Coparticipación de Impuestos, que federalice los recursos, acabe con las transferencias cruzadas a dedo según conveniencia política y de una vez por todas democraticemos de manera profunda los recursos de nuestro país, volviendo dicha distribución mas justa, equitativa, federal, democrática y solidaria”, finalizó diciendo de Isasi.

A %d blogueros les gusta esto: