octubre 15, 2018

“El Municipio lleva adelante los operativos de control sobre los muñecos de fin de año”

La Municipalidad de La Plata continúa desarrollando operativos de control en distintos barrios de la ciudad con el objetivo de inspeccionar que los muñecos de fin de año cumplan con los requisitos establecidos en su armado y construcción.

En vísperas de la celebración del año nuevo y la tradicional quema de muñecos, agentes de la secretaría de Convivencia y Control Ciudadano continúan desarrollando controles con el objetivo de verificar que los “momos” cumplan con los requisitos de construcción, ubicación y las dimensiones permitidas.

Según se informó, aquellos casos que incumplan con la normativa vigente se les realizarán diversas actuaciones y se intimará a los responsables del mismo. De esta manera, los inspectores municipales continúan con la verificación de la altura, lugar indebido de instalación o los materiales con los que están construidos como así también el relleno.
“Realizamos inspecciones a diario para corroborar que los dueños de los muñecos cumplan con las condiciones que deben tener en su armado y construcción”, valoró el titular del área, Roberto Di Grazia, y agregó: “El objetivo es proteger a los vecinos y evitar situaciones de riesgo, para que todos puedan disfrutar de este tradicional festejo con la mayor seguridad”.
En ese contexto, durante los próximos días se intensificarán las recorridas por los distintos barrios a fin de detectar muñecos que no fueron registrados o que no cumplan con los mencionados requisitos establecidos para evitar y prevenir accidentes durante los festejos de fin de año.
Cabe destacar que, según lo establecido por el Decreto N° 2039/2008 y la Ordenanza Municipal Nº 10456, los muñecos no pueden exceder los 6 metros de alto, 3 metros de ancho y 3 metros de largo; en tanto que su emplazamiento deberá contemplar un radio de seguridad de tres veces su altura.
Además, las figuras no pueden emplazarse debajo de cableados ni del arbolado público y tienen que estar a una distancia mayor a los 250 metros de cualquier boca de expendio de combustible. Del mismo modo, no pueden estar a menos de 100 metros de los respiraderos de las cámaras reguladoras del suministro de gas.
A su vez, por disposición de las autoridades comunales, con el fin de evitar proyecciones hacia el público asistente, no se podrán colocar en el interior de las estructuras elementos pirotécnicos y/o explosivos.

Compartir con: