mayo 22, 2018

Por el estilo de parte de su patrimonio urbano, La Plata ahora integra la Ruta Argentina del Art Nouveau

La ciudad de La Plata fue declarada integrante de la “Ruta Argentina y Americana del Art Nouveau” y el Palacio Gibert, ubicado en diagonal 80 e/ 3 y 45, reconocido e identificado como edificio emblemático de La Ruta que pretende destacar y ‘unir’ este estilo arquitectónico surgido entre el siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX.

En ese sentido, la Asociación Art Nouveau Buenos Aires (AANBA) y el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de Argentina (ICOMOS) impulsaron este iniciativa que se concretó durante un acto protocolar en el edificio de diagonal 80, actual sede de la casa de altos estudios.

Como parte del programa “Arte Nuevo en la ciudad de La Plata”, la ciudad fue reconocida por poseer patrimonio urbano con estas características estilísticas, destacando al Palacio Gibert por ser el edificio más emblemático, famoso, conservado y representativo de una serie de este tipo en la ciudad.

El Palacio Gibert fue realizado entre 1910 y 1914 por el arquitecto, pintor, escenógrafo y escritor napolitano Guillermo Ruótolo (1876-1951) y resulta uno de los emblemas del Art Nouveau platense, teniendo en cuenta los motivos inspirados en la naturaleza, las curvas y la exaltación de la sensualidad en su estilo. Desde el año 2008, funciona en él el rectorado de la Universidad del Este.

El Art Nouveau fue un movimiento arquitectónico revolucionario, cuya estética se desarrolló en Europa y Estados Unidos y fue adoptada, entre 1890 y las dos primeras décadas del novecientos, por la burguesía argentina como expresión y distinción de clase.

En el plano local, según los especialistas, el Art Nouveau fue una de las tantas novedades arquitectónicas que algunos propietarios adoptaron para conformar el perfil urbano de la ciudad de La Plata y, con sus edificios institucionales resueltos, muchas viviendas, comercios e industrias encontraron en este estilo lo nuevo, lo libre y lo joven como mejor expresión del espíritu de esa época.

Entre las características principales del estilo es posible citar las formas inspiradas en la naturaleza, principalmente vegetales; la aplicación de paños de frescos o mosaicos en las fachadas; esculturas de gran tamaño; y herrerías onduladas y con aplicaciones florales.

Hasta el momento, más de trescientos inmuebles con las características enunciadas, ya sea que conserven su integridad o sólo fragmentos del movimiento, fueron parcialmente relevados, registrados y volcados en un plano del casco platense; mientras que es una segunda etapa el estudio se extenderá hacia construcciones de otras zonas del Partido.

Cabe destacar que también forman parte la “Ruta Argentina y Americana del Art Nouveau” las ciudades de Buenos Aires, Montevideo, Córdoba, Rosario, Tucumán y Mendoza.

 

Compartir con: