noviembre 16, 2018

Al compás del Chacho

El entrenador académico no afloja con lo que busca para su Racing. Más allá de la ausencia de fútbol para sus dirigidos durante este fin de semana, la intensidad física requerida durante la práctica de esta mañana estuvo de nuevo a un alto nivel de exigencia. La premisa es una sola: mejorar día a día con el objetivo de seguir bien arriba en la Superliga.

Eduardo Coudet tiene una sola forma se ser como entrenador: simpre va por todo. Eso ya es sabido. No hay quien a éstas alturas la desconozca. El ambiente del fútbol ya sabe que el técnico requiere siempre el máximo tanto de sus equipos como de sus dirigidos. Y que el alto standard que busca dentro de un plantel profesional no se limita sólo a lo que se muestra durante los 90 minutos, sino que la exigencia se traslada de un modo igualitario a lo que sucede diariamente en cualquier espacio que comparten tanto él como sus dirigidos. Y hoy en el Predio Tita Mattiussi, esta regla no tuvo su excepción. Intensidad y continuidad fueron las premisas que el DT les impartió hoy, una vez más, a sus futbolistas. Lo indicado para que Racing siga aprovechando al máximo éstos días sin actividad por la liga doméstica para seguir haciendo las cosas cada vez mejor. 

La Academia comenzó esta mañana la práctica del jueves en su predio, con la idea de que las labores físicas y futbolísticas del día sirvieran para aprovechar al máximo las jornadas que tendrán a Racing lejos del torneo hasta su reanudación y su visita a la cancha de Lanús. Tras la habitual entrada en calor con tareas de movilidad, los jugadores realizaron cuadrados de presión y de recuperación del balón. Luego se le agregó la variante técnica del desborde, el centro y la posterior definición desde ambos perfiles. Y para finalizar la actividad, Coudet dirigió un ensayo de fútbol con foco en la tarea táctica de la defensa, mientras que su Ayudante de Campo, Ariel Broggi, hizo lo propio con los mediocampistas y con los delanteros.

Todos los académicos se entrenaron a la par, a excepción de Brian Mansilla y de Mauricio Martínez, que se quedaron en la sala médica del vestuario y desarrollaron sólo labores de kinesiología.

Este viernes el plantel volverá a trabajar en el Predio Tita por la mañana, a puertas cerradas para los medios de comunicación y sin posterior atención por parte del plantel.

 

www.racingclub.com.ar

Compartir con: