noviembre 16, 2018

¡Espíritu Santo!

¡San Lorenzo está en octavos de final! Remontó un 0-2 ante Colón por los goles de Reniero, sufrió hasta la definición por penales y pasó gracias a las manos mágicas de Navarro. Ahora, Estudiantes.

¡San Lorenzo, alma, corazón y vida! Una vez más, sí, fiel a su historia, sufriendo pero también gozando. Si no, parece que no vale. Así es todo en la viña del Ciclón. Y en Rosario, el equipo del Pampa Biaggio remontó un 0-2 ante Colón, desperdició un penal para ganarlo 3-2 en los 90′ y después se impuso 3-1 en la definición desde los 12 pasos para conseguir boleto a los octavos de final de la Copa Argentina, instancia en la que se medirá con Estudiantes de La Plata.

Ya desde el inicio del partido en el estadio Marcelo Bielsa, San Lorenzo asumió el protagonismo, tuvo la pelota y el dominio posicional, pero le faltó claridad en los metros finales. Después de una buena intervención de Navarro ante un remate de Mariano González y del gol de Colón a los 16 minutos del primer tiempo (centro preciso de Chancalay, definición justa de Leguizamón), el Ciclón se plantó definitivamente en campo contrario y empujó con actitud pero se fue en desventaja al descanso.

La segunda mitad fue de la cabeza. Por esa vía Fritzler convirtió el 2-0 del Sabalero y con dos testazos de Reniero reaccionó el Ciclón, que a puro coraje se llevó por adelante a su rival, justificó el empate y hasta mereció ganar en tiempo regular, algo que no sucedió porque Burián contuvo con los pies el penal de Blandi.

Sin embargo, la historia desde los 12 pasos terminaría con final feliz para los Cuervos. Por los goles del propio Blandi, de Mouche, de Castro, y por las manos mágicas de Navarro, que atajó dos penales, y el remate desviado de Leguizamón.

 

www.sanlorenzo.com.ar

Compartir con: