diciembre 11, 2018

La Secretaría de Derechos Humanos entregó DNI a niños no registrados

La iniciativa se enmarca dentro del Plan Integral Garantizar Tu Identidad, destinado a realizar la inscripción y documentación de niños recién nacidos en los establecimientos médicos, así como también de los menores de entre 1 y 12 años que no hayan sido anotados al nacer.

Como parte del Plan Integral “Garantizar tu Identidad”, el secretario de Derechos Humanos, Santiago Canton, entregó DNI a niños en la localidad de Merlo, provincia de Buenos Aires. Junto al Registro Provincial de las Personas, más de setenta chicos obtuvieron en menos de un mes su documento en el Día Nacional del Derecho a la Identidad.

“La identidad es la puerta que abre el goce de todos los derechos y poder entregar un DNI este día, creado en reconocimiento a las Abuelas de Plaza de Mayo, es un reflejo de la lucha por los derechos humanos y la vigencia de la democracia”, dijo Canton en la Escuela Primaria Nº 3 de Merlo.

“No podemos creer que fue tan rápido. Antes mi hijo no podía acceder a las vacunas, por ejemplo, pero su derecho a la identidad es más importante”, aseguró Noelia a Mariano Acosta. Por caso, Zaira estuvo esperando diez años por su DNI, en menos de un mes lo recibió tras contactarse con el programa, y su madre ya percibe la Asignación Universal por Hijo (AUH).

La Ley Nacional 26.001 de 2004 estableció al 22 de octubre como el Día Nacional del Derecho a la Identidad, en homenaje a las Abuelas de Plaza de Mayo y su lucha por recuperar nietos apropiados durante la última dictadura militar. En ese sentido, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, junto con el Registro Provincial de las Personas, colaboró con el proceso de búsqueda de Abuelas, digitalizando 2,4 millones de actas de nacimiento comprendidas entre los años 1975 y 1981.

La iniciativa se enmarca dentro del Plan Integral Garantizar Tu Identidad, destinado a realizar la inscripción y documentación de niños recién nacidos en los establecimientos médicos, así como también de los menores de entre 1 y 12 años que no hayan sido anotados al nacer. En este último caso, se evita la necesidad de recurrir a una instancia judicial, la que anteriormente podía registrar demoras de hasta cinco años para que una persona obtenga su identidad. No obstante, para aquellos no inscriptos que tengan 13 años o más, el Programa colabora para asesorar a los padres y obtener la documentación necesaria, acelerando los procesos de la inscripción judicial correspondiente.

Compartir con: