diciembre 14, 2018

Banco Galicia y Fundación Williams acompañan proyectos de gestión de residuos en la provincia de Buenos Aires

Se trata de tres de los ganadores del Fondo para la Conservación Ambiental. Cada uno recibirá $150.000 para continuar trabajando. Se aplican en escuelas y en una cooperativa de cartoneros. En uno de ellos participa el INTA.

Banco Galicia junto con Fundación Williams distinguieron a las cinco propuestas que resultaron ganadoras de la novena edición del Fondo para la Conservación Ambiental (FOCA) cuya temática fue Gestión de Residuos para Prevenir y Mitigar la Contaminación”.

Cada uno de los proyectos ganadores, seleccionados por un jurado de expertos en la temática, recibirá un estímulo de investigación por $150.000. Además, se otorgaron cinco menciones especiales.

Entre los ganadores, hay tres que se desarrollan en la provincia de Buenos Aires. Así, la iniciativa del Ing. Mariano Butti, denominada “Fortalecimiento de digestores de pequeña y mediana escala para el tratamiento de residuos orgánicos en la Región Pampeana”, en escuelas agrarias del norte de Buenos Aires y el sur de Santa Fe. Propone un trabajo mancomunado entre INTA Pergamino, con capacidades e infraestructura en laboratorio para monitorear los sistemas de digestión anaeróbica, e INTA Venado Tuerto, donde se han realizado acciones pertinentes a la instalación de biodigestores de pequeña y mediana escala.

Las Escuelas Agrarias y Técnicas representan un actor con un rol preponderante para promover el desarrollo tecnológico; principalmente por su característica de entidad formadora y por su distribución y penetración sobre los territorios. Generalmente los alumnos que incurren a las escuelas provienen de viviendas rurales o de localidades que tienen una población de menos de 10.000 habitantes. En las mismas, la tasa de generación de residuos es de 0.63 kg/hab. día. La fracción orgánica de los mismos abarca el 43% sobre el total generado. Los restos de alimentos y materiales verdes son sus principales componentes, según las estadísticas del Observatorio Nacional para la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (2015). La quema, enterramiento, disposición en cavas sin impermeabilización son prácticas habituales en estos estratos. Estas prácticas provocan impactos ambientales adversos como la contaminación del suelo, aguas subterráneas y la generación de gases de efecto invernadero.

Con este panorama, cobra sentido la utilización de biodigestores para el tratamiento de residuos, que pueden ser una alternativa con doble finalidad: evitar o mitigar el impacto ambiental que los mismos generan y promover una fuente alternativa de energía.

Otro de los proyectos es el presentado por la Dra. Diana Bacigalupe, Directora de Ambiente de la Municipalidad de Rauch, denominado “Compostando en la escuela”.

En Rauch, en el año 1998, se creó la Unidad de Reciclado de Rauch (URRA!) la cual se ocupa de la clasificación y disposición final de los residuos generados por la totalidad de la población urbana, además de atender a las comunidades de Miranda, Egaña y Colman. El trabajo de la URRA! se fundamenta en la cooperación vecino-comuna, donde los vecinos clasifican los residuos y la comuna continúa con la disposición de los mismos.

Mediante este programa los estudiantes aprenderán a clasificar los residuos correctamente, habituándose a realizarlo en la escuela y consecuentemente en sus hogares. Comprenderán los beneficios del correcto procesamiento de residuos para la salud pública y para el desarrollo sostenible y la economía circular. Este plan se desarrolla teniendo en cuenta las actitudes de respeto, protección de la vida y solidaridad que se requieren para formar ciudadanos que mejorarán al entorno y a la sociedad en su conjunto.

Finalmente, el tercer proyecto, es el perteneciente al Lic. Santiago Sorroche denominado “Formación a cooperativas de cartoneros para la implementación de modelos GIRSU con inclusión social” que se desarrollará en Lomas de Zamora.

En los últimos años, tanto en nuestro país como a nivel regional, se han desarrollado programas de co-gestión de residuos sólidos urbanos entre entidades municipales y cooperativas de cartoneros. Mediante este modelo, conocido como Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) con Inclusión Social, se han logrado avances y niveles de recupero de residuos y generación de condiciones de trabajo digno.

En el ámbito del Gran Buenos Aires, estos modelos son incipientes y, en la mayoría de los casos, no han contado con apoyo de organismos municipales, encargados, según la normativa vigente, de la gestión de los residuos.

En este contexto, diferentes experiencias se han desarrollado desde las cooperativas de cartoneros que, a través de los medios a su alcance, han desplegado modelos de recolección diferenciada puerta a puerta.

Precisamente, este proyecto se propone el desarrollo de dispositivos para la puesta en marcha de estos sistemas y la solución de los problemas que surjan en torno a la organización del trabajo y la modificación de los patrones de producción desarrollados.

Los otros dos proyectos ganadores fueron: “Reutilización de desechos urbanos para producción de hongos comestibles”. Alina Gabriela Greslebin del Centro de Investigación Esquel de Montaña y Estepa Patagónica (CIEMEP) (CONICETUNPSJB). “Evaluación de la capacidad fitorremediadora de tres especies del género Adesmia”. Carlos Parera del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA – Mendoza)

Banco Galicia lleva adelante esta iniciativa, desde 2010, con el objetivo de financiar y divulgar proyectos de investigación aplicada que tengan como objetivo principal la conservación del ambiente, que contribuyan al conocimiento científico y que aporten a la sustentabilidad global. El mismo se ha consolidado a lo largo de todos estos años como un referente en la temática y una oportunidad de desarrollo para la comunidad científica y las organizaciones de la sociedad civil.

El Fondo para la Conservación Ambiental cuenta con el apoyo institucional de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, de la Administración de Parques Nacionales; y este año se suma el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación debido a la temática particular de la edición.

Compartir con: