noviembre 21, 2017

PRESIÓN POPULAR “La CGT le dio la espalda a los trabajadores”

Dirigentes del interior bonaerense se refirieron a la movilización convocada por la central obrera en la Capital Federal y la falta de definiciones para llamar al paro general de 24 horas.

Tibios y traidores. Esas fueron algunas de las acusaciones que diferentes sectores manifestaron contra la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT), luego de que en la multitudinaria movilización realizada para reclamar cambios en la política económica, no se pusiera fecha para convocar a un paro nacional.

Una de las columnas provenientes de la ciudad de Villa Gesell expresaron su descontento popular. El Concejal Sebastian Alvarez sostuvo ante Minuto G que “creemos que los dirigentes de la CGT no estuvieron a la altura de las circunstancias y desoyeron el pedido del conjunto de los trabajadores”.

Asimismo, agregó: “la gente se encuentra viviendo una situación muy compleja, se están despidiendo trabajadores todos los días tanto en el sector público como privado, se veta la Ley de Emergencia Laboral y esta dirigencia sindical no representa a los diferentes sectores que aglutinan al conjunto de los trabajadores”.

Por su parte, el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, acompañó a la columna de compañeros y expresó su apoyo a los movimientos obreros en esta lucha por la garantía de sus derechos. El conductor del peronismo varelense afirmó con énfasis: “esperamos que el gobierno sepa escuchar este pedido de cambio de políticas económicas por parte del pueblo argentino”.

En tanto, dirigentes que componen la mesa directiva de la CGT regional San Nicolás-Ramallo coincidieron en marcar que la situación actual se explica a partir de dos cuestiones esenciales: la caída del consumo interno y el ingreso indiscriminado de productos fabricados en el exterior.

“A la gente le sacaron mucha plata del bolsillo. Y, paralelamente, a la industria que genera trabajo la ponen a competir con productos que vienen de afuera a precio de costo. Hay que impulsar políticas que resguarden el trabajo de los argentinos, de lo contrario vamos en camino a un 25 por ciento de desocupación como sucedió en 2001”, dijo a El Norte, el secretario general de la CGT regional, Luis Herrera (UOM).

Los trabajadores de la región sufrieron otro golpe: la suspensión de unos 350 trabajadores de General Motors y la decisión de Fiplasto de adelantar vacaciones a más de un centenar de trabajadores. “Lo que estamos haciendo es diagramar una agenda de acciones en paralelo a las acciones que se disponen a nivel nacional, y a las que adherimos por completo”, indicaron.

(InfoGEI)

A %d blogueros les gusta esto: