noviembre 19, 2017

Ultiman detalles para el traslado de la elefanta “Pelusa” a un santuario de Brasil

Autoridades del Jardín Zoológico Municipal viajarán este mes a Brasil, con el objetivo de inspeccionar el santuario de elefantes donde prevén poder trasladar a ‘Pelusa’, quien desde hace tres años padece una delicada enfermedad crónica en sus patas traseras. A su vez, jueves, viernes y sábado de esta semana se realizará una mesa de trabajo con expertos internacionales para evaluar el estado de la elefanta.

‘Pelusa’, quien hace más de 50 años se encuentra en un hábitat del ZOO local, podría ser trasladada en los próximos meses a un santuario de elefantes único en América Latina, el cual se encuentra en la localidad de Chapada dos Guimarães, en el estado de Mato Grosso, Brasil.

Imágenes del santuario en Brasil

La elefanta, quien ha sido durante décadas uno de los principales atractivos del Jardín Zoológico local, se encuentra en un estado de salud delicada desde hace al menos tres años, cuando sus veterinarios le detectaron una enfermedad crónica, pododermatitis, en sus patas traseras.
Es en el marco de este “cambio de paradigma” que ha solicitado el propio intendente municipal Julio Garro a las autoridades del Jardín Zoológico, que se decidió avanzar con las gestiones pertinentes para trasladar al animal a un santuario donde poder realizar el tratamiento acorde a la enfermedad y relacionarse con elefantes de su misma especie.
“La enfermedad que tiene Pelusa es frecuente en elefantes asiáticos de su edad, que han vivido siempre en cautiverio sobre un sustrato inadecuado y sin posibilidad de caminar grandes distancias”, explicó el Jefe Veterinario del Zoológico local, Juan José Diorio.
Según detalló, “actualmente se encuentra en tratamiento médico y con una nueva dieta. Su estado general ha decaído en estos últimos años producto del malestar físico que le produce el cuadro infeccioso”.
Diorio subrayó que “una parte importante para el tratamiento es que el animal pueda caminar varios kilómetros al día, para recuperar el funcionamiento normal de sus extremidades y así comenzar su cura definitiva. Y esto hoy no podemos lograrlo en el ZOO”.
En ese marco, está previsto que el próximo 21 de marzo, el Jefe Veterinario, Juan José Diorio viaje junto al Director del Zoológico municipal, Diego Brutti, a conocer las instalaciones del santuario en Brasil, lo cual terminará de determinar si se avanza o no con el traslado del animal.

Imágenes del santuario en Brasil

 

Mesa de trabajo

En diciembre último, especialistas de España, Inglaterra, Brasil y diversas provincias argentinas conformaron una mesa de trabajo para evaluar el estado de salud de ‘Pelusa’, al mismo tiempo que estudiaron diversas medidas que se puedan tomar para optimizar su salud y calidad de vida.
Esta mesa de trabajo que se volverá a reunir este 16, 17 y 18 de marzo, está integrada entre otros por el Presidente del santuario de elefantes ‘Global Sanctuary for Elephants’ y fundador del Santuario de Elefantes de Tennessee, Scott Blais; la representante en Brasil de la organización ‘Elephant Voices’, Junia Machado; el Director Ejecutivo para España de la Fundación, Franz Weber; el especialista Leonardo Anselmi; y la Ex Directora del Zoológico de Barcelona, Carmen Maté.
“Pelusa tiene un trato especial, se le realizan baños diarios con soluciones antisépticas para desinfectar las zonas afectadas para cuidar su estado de salud, que al día de hoy sigue siendo delicado”, dijo el Director del Zoológico Municipal, Diego Brutti.
También resaltó la posibilidad de realizar el traslado del animal a un santuario de Brasil, a lo que Brutti sostuvo que “hemos realizado ya diversas evaluaciones veterinarias y comportamentales, y consideramos que el traslado puede ser un gran paso para mejorar la calidad de vida de Pelusa”.

Santuario

El lugar al cual prevén trasladar a Pelusa es el primer santuario de elefantes de Latinoamérica. Se llama ‘Global Sanctuary for Elephants’ y se encuentra en Brasil. Su misión según detalla el sitio web http://santuariodeelefantes.org.bres “proteger, rescate y proporcionar un ambiente natural para elefantes en cautiverio”.
“Nuestros objetivos son desarrollar y mantener un santuario del entorno natural, amplia y progresiva, para estimular físicamente a los elefantes, que fomenta un entorno social dinámico en el que puedan expresar sus comportamientos naturales y recuperarse de años de cautiverio y crear oportunidades para aumentar el conocimiento público de su inteligencia, la cognición, la comunicación y el comportamiento social”, describen en esa línea.

A %d blogueros les gusta esto: