noviembre 22, 2017

CRISTINA Y SU IMPOSTURA CON LAS FÁBRICAS RECUPERADAS

Comunicado de prensa del FIT Partido Obrero de San Martín

El día jueves 29 de junio Cristina Kirchner visitó la cooperativa CueroFlex de San Martín, fábrica recuperada por sus trabajadores desde hace 5 años que se dedica a la producción de cuero reciclado para productos de calzado y carteras. Los 80 trabajadores de la cooperativa vienen desarrollando desde hace un año una lucha contra los brutales tarifazos en luz y gas. Ocurre que pasaron de pagar facturas de electricidad de $50.000 a $350.000, lo que los llevó a tener una deuda de 3 millones de pesos con la empresa Edenor. En mayo pasado ocuparon junto a otras recuperadas el Ministerio de Energía que dirige Juan José Aranguren.

La ex presidenta, junto a Jorge Taiana y a Hernán Letcher, recorrió la fábrica y se refirió a ésta como “otra de las víctimas del tarifazo”. Desde el Partido Obrero en el FIT queremos explicar el carácter demagógico de sus declaraciones en apoyo a la fábricas recuperadas.

Respecto a este punto, el candidato a primer concejal por el Frente de Izquierda de San Martín, Christian Mayer, expresó: “En primer lugar, hay que clarificar que el gobierno de CFK y de Daniel Scioli llevó adelante durante sus mandatos una política de Estado en contra de las fábricas recuperadas. Les negaron sistemáticamente la expropiación definitiva –un reclamo histórico que busca colocar a los trabajadores legalmente al frente de estas empresas- a la inmensa cantidad de recuperadas que surgieron luego del Argentinazo de 2001, colocándolas en una situación legal de absoluta precariedad. Podemos mencionar como ejemplo a las cooperativas Bauen, Brukman y Zanon, y en el partido de San Martín, a la metalúrgica “19 de Diciembre” de Chilavert o la ex Adidas, luego rebautizada por los trabajadores como “Cooperativa Unidos por el Calzado”, solo para mencionar algunos ejemplos entre los cientos de experiencias que fueron asfixiadas, y muchas de ellas tuvieron que cerrar, debido a la políticas implementadas por el gobierno kirchnerista.

Sucede que Cristina tuvo una política de defensa y rescate de los vaciadores de las fábricas, lo que se opone diametralmente a los intereses de los trabajadores, que las ocupaban y las ponían a producir. El macrismo presenta una continuidad con esa política. Un caso que lo ejemplifica es la reciente orden de desalojo a la cooperativa del Bauen, que fue rechazada por una enorme concentración popular con una vigilia en la puerta del hotel. En la política hacia las recuperadas no hay una grieta entre kirchneristas y macristas, sino entre los vaciadores, rescatados por ambos gobiernos, y los trabajadores”

La candidata a concejal Gisela La Spina también se pronunció: “Hay que remarcar también que ni Cristina-Scioli, por un lado, ni Macri-Vidal por el otro tienen ni tuvieron una política oficial para otorgar créditos a tasas favorables para que las fábricas recuperadas puedan renovar sus maquinarias. Esto conlleva a que los trabajadores tengan que trabajar durante más tiempo para obtener la misma producción que otras fábricas que sí pueden actualizarse tecnológicamente, lo que deriva en una sobreexplotación y en el aumento de la tasa de accidentes. Hay que mencionar que esto afecta doblemente a las trabajadoras, que luego de jornadas extensísimas de trabajo deben hacerse cargo de los quehaceres domésticos.

Para las recuperadas, desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda planteamos la expropiación definitiva de las fábricas sin resarcimiento para los ex dueños vaciadores. Un salario para los trabajadores y trabajadoras no inferior al convenio de la industria, garantizado por el Estado a través de un fondo compensador y el acceso a la jubilación y a la obra social en iguales condiciones que los trabajadores de su ramo. Planteamos también que el Estado tiene que poner a disposición subsidios para renovación de maquinarias  y darles a las fábricas recuperadas prioridad como proveedoras del Estado”

A %d blogueros les gusta esto: