julio 18, 2018

Para Graciela Gramigna el Intendente de Berisso chantajea a municipales y berissenses

Berisso no deposita el salario a sus trabajadores

En Berisso, la exigencia de la gobernadora Vidal para que los municipios adhieran a la Ley de Responsabilidad Fiscal y se declare la Emergencia Económica local, abrió una crisis política creciente.

Ante esto, quien fuera candidata a concejal por el MST en Izquierda al Frente, Graciela Gramigna, señaló: “Nedela no depositó los salarios a los municipales, violando el Acta que firmó con el sindicato. Un chantaje del intendente y la gobernadora a los municipales y berissenses, afectados por esta crisis generada desde arriba. Los municipales retienen tareas, medida que apoyamos.

No hay un problema de ‘fondos’ ya que la recaudación superó por mucho a la inflación. En vez de bajar tasas e impuestos a empresarios y grupos sojeros hay que ponerles un impuesto especial y no pagar la deuda externa. Si hoy crisis, deben pagarla quienes la generaron, los ricos y corruptos”.

Gramigna señaló: “Para el día 10 se llama a la 5ta sesión, luego de 4 sin lograr quórum, entre represión y heridos. Más los aprietes a un concejal opositor y el anuncio de obligar a ir con la policía. Acciones repudiables que dejan atrás la imagen de bonachón que quiso cultivar Nedela, al desnudar su verdadero rostro PRO-ajuste. Lejos de ser ‘destituyentes’ los municipales exigen diálogo y un ‘compromiso público’ de Nedela de no echar trabajadores ni hacer cambios ni persecuciones. El nuevo Régimen Fiscal implicaría un renunciamiento a la autonomía del municipio para contratar personal, fijar tasas o aumentar el gasto. Y tiene un mecanismo extorsivo: si no cumplen con la ‘austeridad’, no se reciben fondos. Eso votó la legislatura bonaerense el 14 de noviembre al aprobar la Ley 14.984 (ver [1]) que modifica el Régimen de Responsabilidad Fiscal Municipal. Además del Presupuesto 2018 y la Ley Impositiva, leyes de ajuste aprobadas gracias al voto del PJ, del massimo, randazzismo y gran parte de los K”.

Gramigna agregó: “Esa ley implica congelar la planta, poder transferir personal de un nivel a otro, contratar empresas privadas para reemplazar el servicio municipal y obliga a presentar informes trimestrales sobre el presupuesto y todos sus empleados y niveles salariales. También fija límites a los gastos corrientes, limita el endeudamiento al 10% de sus recursos, mientras obliga a bajar las tasas municipales a las empresas y demás sectores productivos, ‘dueños de la provincia’. Esto asegurará el deterioro del servicio público. Por eso rechazamos los aprietes de Cambiemos que generan conflictos y despidos en La Plata, Quilmes, Tres de Febrero o Morón. Apoyamos a los municipales, que se paguen ya los salarios y no haya despidos ni ajuste”.

RESPONSABILIDAD FISCAL DE VIDAL
Compartir con: