junio 21, 2018

“Medio centenar de internos iniciaron curso de confección textil industrial”

En el marco de las actividades laborales que se desarrollan en las cárceles de la provincia de Buenos Aires, se inició ayer un curso de confección textil industrial en la Unidad 47 San Martín, en los que se inscribieron 50 personas privadas de la libertad.

La iniciativa tiene lugar en el Centro de Formación Profesional que funciona en el establecimiento penal, el cual es coordinado por la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Se conformaron dos comisiones de 25 alumnos. Uno de los grupos realizará el curso los lunes, miércoles y viernes de 9 a 13, y el otro, los mismos días de 14 a 18. Luego de 140 horas de formación y si aprueban el examen, los privados de libertad recibirán un certificado avalado por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

El ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, señaló que “la decisión política de la gobernadora, María Eugenia Vidal, es la de llevar adelante proyectos que procuren generar a las personas detenidas oportunidades que quizás no tuvieron antes y que tengan con el conocimiento herramientas y valores para afrontar la reinserción social”.

El director general de la red de centros de formación de CGERA, Guillermo Siro, explicó que “los detenidos serán capacitados en el manejo de las distintas máquinas pero poniendo énfasis en el uso eficiente del tiempo para la productividad”.

El objetivo del curso es que los internos adquieran un oficio con salida laboral, pero mientras cumplan sus condenas puedan participar de proyectos productivos. “Cuando tengan sus certificados, los alumnos van a poder confeccionar ropa de trabajo y uniformes”, agregó Siro.

Esta iniciativa es posible como consecuencia de la firma de un acuerdo entre el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, el de Trabajo de la Nación y CGERA.

Esta es la primera vez que por el acuerdo mencionado arrancan cursos en la Unidad 47, pero ya hubo experiencias muy exitosas en penales de Olmos, Gorina, Florencio Varela y Los Hornos, donde se capacitaron a privados de libertad en aparado de calzados, refacción y mantenimiento de máquinas de coser, mecánica de motos y marroquinería.

 

Compartir con: