diciembre 14, 2018

“Pese a ser dejado afuera de paritarias ATE reclamó un aumento que recupere lo perdido”

En una profundización del autoritarismo el gobierno de María Eugenia Vidal, impidió el ingreso de ATE bonaerense a la negociación paritaria, cercenando el legítimo derecho del gremio a representar a sus afiliados. Oscar de Isasi, secretario general, dio una conferencia de prensa en las puertas del ministerio de Economía, donde se desarrollaba el encuentro, donde expresó “Queremos repudiar la desición del gobierno hacer uso discrecional de la representación gremial de los trabajadores del estado, en este caso de los docentes”. “El año pasado fuimos a la justicia para poder cumplir con nuestra representación y obtuvimos un amparo judicial que dijo que tenemos derecho a formar parte de la mesa docente como entidad gremial, por representar a un porcentaje de los docentes” Hoy llegamos a las puertas de Economía, donde las fuerzas policiales y un escribano del gobierno impidieron nuestro ingreso a la sala, argumentando que el amparo venció en 2017. Esta argumentación es ridícula, porque las condiciones que nos permitiron sentarnos el año pasado se siguen cumpliendo, somos un gremio del estado con personería a nivel nacional, provincial y municipal y tenemos docentes afiliados a ATE” “Que el poder ejecutivo impida al gremio cumplir con su derecho y a los afiliados ser representados con el gremio que ellos eligieron es un mensaje antidemocrático. Y en el fondo muestra que quieren dar un aumento salarial que no recupere el poder adquisitivo perdido por los trabajadores frente a la inflación” “Nosotros decimos que no queremos solo empatarle a la inflación de 2018. Exigimos un aumento salarial que recupere la perdida sufrida en el bolsillo de los docentes y estatales” Los planteos paritarios de ATE La entidad gremial exige la apertura de paritarias libres y sin techo en la jurisdicción nacional, provincial y municipal. En este sentido, se reclama que esta discusión paritaria no solo contemple la posibilidad de no perder poder adquisitivo a manos de la inflación durante el 2018, sino que permita recuperar lo perdido en los últimos años. Específicamente, en lo que hace a la provincia de Buenos Aires, se reclama la apertura inmediata de las tres grandes paritarias que todavía permanecen cerradas y todas las derivadas de ellas. “Es imprescindible que la gobernadora Vidal llame a todos los sectores paritarios a discutir la pauta salarial para el 2018. Desde ATE sostenemos que los trabajadores del Estado no podemos estar por debajo del umbral de pobreza, pero nos encontramos que en este febrero un trabajador de la Administración Central con 30hs cobra $ 12.225, siendo el umbral de pobreza (según INDEC) de $ 16.961, es decir el salario solamente cubre el 72% de lo que se necesita para no ser pobre. Y esto se replica en los auxiliares docentes y de salud, que sumados a los enfermeros tampoco llegan a este umbral”, señaló el secretario general de ATE y la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi. “Esta situación se agrava dada la persistente pérdida salarial que año a año venimos sufriendo los trabajadores del Estado bonaerense. Si tomamos el período 2016, diciembre a diciembre, perdimos a lo largo del año un mínimo de 7% sobre el total de salarios que recibió anualmente. Durante el año 2017, el aumento del 18% en 4 cuotas con cláusula gatillo, provocó la clausura de la discusión salarial durante el año y la condena a perpetuar la pérdida del poder adquisitivo, más allá de la actualización”.

Compartir con: