octubre 19, 2018

Tristeza en el ZOO de La Plata por la muerte de la tigresa Dhara

El animal había llegado al predio en 2015 y sufría una insuficiencia renal. Tras dos semanas de intensos cuidados, falleció al no haber logrado revertir el cuadro. Tristeza y desolación entre el personal y equipo médico del Zoológico local.

La tigresa, que había ingresado en 2015 tenía 13 años, comenzó el pasado 4 de mayo con un cuadro de decaimiento y anorexia, que derivó en la inmediata intervención del cuerpo veterinario del Zoológico, quienes les realizaron diversos exámenes.

El cuerpo médico analizó los síntomas en la tigresa, que incluían “salivación, falta de apetito y una respiración de contragolpe apreciable a la inspección”. En ese contexto, se confirmó que se trataba de una falla renal, “un cuadro grave e irreversible” para este tipo de animales.

Dhara fue sedada y medicada, pero tras 15 días de intensos cuidados, falleció al no lograr sobreponerse al grave cuadro.

“Debido a que el único acceso a la administración de medicación en este tipo de animales solo se puede realizar bajo anestesia general, decidimos realizar la práctica para intentar un tratamiento y monitorear su desarrollo. Lamentablemente el cuadro fue irreversible”, explicó en el informe el Jefe de División Sanidad y Nutrición Animal del predio, Juan José Diorio.

Los tigres blancos son ejemplares de tigre con una condición genética que casi elimina el pigmento de su coloración normalmente anaranjada, aunque las rayas negras no se ven afectadas.

Esto ocurre cuando un tigre hereda dos copias del gen recesivo para la coloración pálida: nariz rosa, ojos color azul hielo, y piel de color blanca crema con rayas negras, grises o de color café claro, se explicó.

Compartir con: