octubre 22, 2018

Clausuran tres bares y una fiesta “clandestina” donde se vendía alcohol a menores

La Municipalidad de La Plata desarrolló anoche un intenso operativo en el marco del programa “Primavera responsable”, que terminó con la clausura de tres bares y boliches de la ciudad, y el desalojo y clausura de una fiesta “clandestina” que se desarrolló con menores y venta de alcohol.

Como parte de una política integral que busca promover festejos responsables en la ciudad, la Municipalidad de La Plata desarrolló un importante operativo de seguridad y control contra las fiestas clandestinas en el marco de la celebración del día de la primavera.

En ese marco, se desactivó una fiesta clandestina y se procedió a la clausura de tres bares y un salón de eventos, donde se desarrollaba una fiesta sin autorización, con presencia de menores y expendio de bebidas alcohólicas.

Según se precisó, agentes de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano, junto a efectivos de la Policía Local, hicieron efectiva la clausura de una fiesta “clandestina” en un salón de eventos privado, ubicado en 526 entre 29 y 30.

El evento había sido convocado a través de las redes sociales, y había sido alertado por agentes municipales, quienes llevaron adelante el operativo que terminó con el desalojo y la clausura del lugar, en donde se encontraban presentes menores.

En tanto que también procedieron a la clausura de tres locales nocturnos que no cumplían con las condiciones reglamentarias para desarrollar su actividad, se trata de Pura Vida, La Queimada y Praga.

Según se precisó, durante las últimas horas se recibieron diversas denuncias al 147 de Atención al Vecino, lo cual permite detectar este tipo de festejos que no cuentan con habilitación municipal correspondiente; lo cual se suma al relevamiento de las redes sociales y la vía pública que se hace para detectar tales eventos.

“El comienzo de la primavera es un motivo para celebrar, pero es importante hacerlo en lugares seguros y con las condiciones necesarias. Entre todos debemos considerar los riesgos que se corren por comportamientos o festejos irresponsables”, sostuvo el titular del área de Convivencia y Control Ciudadano, Roberto Di Grazia.

En esa línea, remarcó que “es muy importante contar con la colaboración de los vecinos, que son los primeros que se enteran de la organización de los eventos o detectan la venta de alcohol o sustancias ilegales en algún comercio o casa del barrio”, y agregó: “Gracias a las denuncias vecinales, a fines del año pasado pudimos desactivar 28 festejos clandestinos y clausurar otros 25”.

Compartir con: