noviembre 15, 2019
teletipo

Internos panaderos recibieron sus libretas sanitarias en una cárcel de La Plata

Fue en la Unidad 9 del Servicio Penitenciario Bonaerense. 36 privados de libertad que adquirieron el oficio recibieron el documento que certifica su buen estado de salud. Los detenidos fueron capacitados en Seguridad e Higiene. Ellos elaboran 420 kilos de pan diariamente

Con el objetivo jerarquizar las actividades laborales que se desarrollan en el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), internos de la Unidad 9 de La Plata que trabajan en el taller de Panadería recibieron sus libretas sanitarias.

El pasado viernes, personal de la Dirección de Trabajo Penitenciario, dependiente de la Subdirección General de Trabajo, se acercó hasta el penal de 12 y 76 para hacer entrega del documento que certifica el estado de salud de los 36 privados de libertad que elaboran los 420 kilos de pan diarios para el total de la Unidad.

“Con las libretas sentimos que se reconoce nuestro trabajo. Siento que a todo lo aprendido se le da importancia. Para cualquier empleo afuera es necesario contar con una libreta sanitaria”, contó Carlos Daniel, uno de los internos, a la vez que admitió: “No tenía noción de panadería y hoy sé hacer pan, bizcochos y pasta frola. Es una gran ayuda para nosotros ocupar el tiempo aprendiendo. El conocimiento me sirve para mi familia y para lo laboral, hoy sé lo que es hacer un hojaldre, o activar pan y conozco el funcionamiento de un horno rotativo”.

El jefe del departamento de Seguridad e Higiene del SPB, Gerardo Vázquez, explicó que esta acción forma parte de un conjunto de medidas que buscan regularizar la actividad en los talleres laborales. En este sentido, y en pos de garantizar que la formación esté al nivel de las exigencias que el mercado externo demanda, quienes recibieron las libretas sanitarias previamente tuvieron una capacitación en Seguridad e Higiene Alimentaria.

Con esta nueva entrega, suman 84 los internos trabajadores de las Unidades 9, de La Plata; 5 de Mercedes; 6, de Dolores; 17, de Urdampilleta y 21 de Campana, que cuentan con sus certificados para constatar enfermedades de transmisión alimentaria, infecciosa y/o sexual a efectos de evitar su propagación.

La licenciada a cargo del área Seguridad e Higiene, Gisele Yaniunas, y el jefe de área de Seguridad e Higiene Alimentaria, Gustavo Sollé, coincidieron en la importancia de continuar con la puesta en valor de los talleres y adelantaron que en los próximos días habrá nuevas entregas de libretas sanitarias.

A %d blogueros les gusta esto: