junio 18, 2019
teletipo

Investigadores y extensionistas en una cruzada por preservar la semilla del tomate platense

El objetivo de la fiesta es jerarquizar la producción y el consumo del tomate platense como el producto típico y más representativo del cinturón hortícola platense. A través de la difusión y la apertura hacia la comunidad, se busca instalar este producto en el mercado local, generando un impulso en la producción regional.

Un novedoso proyecto de extensión de la Universidad Nacional de La Plata rescata y conserva más de nueve variedades de semillas de tomate platense para que puedan ser sembradas el año próximo. La iniciativa beneficia de manera directa a decenas de productores familiares del cinturón hortícola, garantizando la calidad y perdurabilidad de las variedades locales a muy bajo costo.

El Proyecto de Extensión “Banco de Germoplasma” funciona desde 2013 y nuclea a las cooperativas de productores familiares de la zona, junto a docentes, estudiantes y graduados de las facultades de Ciencias Exactas, Veterinaria, Agronomía, Humanidades, e Ingeniería, y a los colegios Nacional, Liceo y Bachillerato de Bellas Artes.

El biotecnólogo, Amado Cattáneo, explicó: “en el banco realizamos la extracción y limpieza de las semillas de los productos que nos proporcionan las cooperativas hortícolas de la zona, las secamos y las conservamos en frío para que estén disponibles para la próxima campaña”.

Con esta técnica se mantienen intactas las propiedades de las semillas, de manera que puedan ser sembradas con éxito al cabo de un año, y obtener luego tomates de excelente calidad.

Los responsables de esta iniciativa destacaron que para el sector hortícola platense mantener las semillas de las variedades locales es una forma de rescatar la cultura de muchas familias que desde hace décadas trabajan la tierra, y es pensar un “modelo de producción hortícola soberano”.

“El mercado de las semillas hortícolas está dominado por 4 grupos que concentran a la gran mayoría de empresas productoras, y que son las que manejan el precio de los productos y de los agroquímicos, haciendo que quienes se dedican a la agricultura familiar dependan de ellas. Las diferencias de precio son abismales, un kilo de semillas híbridas, desarrolladas combinando las mejores características de las plantas de tomate, cuesta cerca de 90.000 dólares; mientras que un kilo de semillas de tomate platense puede conseguirse a 150 dólares”, expresó Cattáneo.

En este contexto es que el  proyecto busca generar  un espacio de participación que permita poner al servicio de la producción local las herramientas técnicas y los recursos humanos de la Universidad pública, en la búsqueda de un modelo que priorice a los productores, consumidores y el cuidado del ambiente por sobre los intereses del mercado.

15° Fiesta del Tomate Platense

El próximo sábado 16 de febrero, se llevará a cabo una nueva edición de la Fiesta del Tomate Platense en la Estación Experimental Julio Hirschhorn, que la Universidad Nacional de La Plata posee en Los Hornos, en avenida 66 y 167. Las actividades se desarrollarán a partir de las 10 y hasta las 20 horas, y allí estará presente con un stand el equipo del Banco de Germoplasma.

Como ya es tradición, cada verano se realiza este encuentro donde productores hortícolas de La Plata exhiben su producción y abren las puertas a la comunidad, invitando al público a disfrutar tanto de la degustación de este característico tomate, como de la posibilidad de participar de la cosecha.

La fiesta se inscribe en el marco de las diferentes acciones de promoción y apoyo a los productores locales que desde hace dos décadas lleva adelante la UNLP. El proyecto de rescate y difusión del Tomate Platense nació en 1999 para revalorizar a este cultivo. Entonces, un equipo de docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales rastrearon sus semillas y vincularon a los productores que lo seguían cultivando para darles apoyo y difusión.

El objetivo de la fiesta es jerarquizar la producción y el consumo del tomate platense como el producto típico y más representativo del cinturón hortícola platense. A través de la difusión y la apertura hacia la comunidad, se busca instalar este producto en el mercado local, generando un impulso en la producción regional.

A %d blogueros les gusta esto: