septiembre 23, 2019
teletipo

Por estos motivos no debés saltearte el desayuno

El desayuno es una la comida más importantes de la jornada, ya que se trata del primer alimento que ingerimos y nos ayuda a comenzar el día con energías. Lamentablemente, muchas personas suelen salteárselo; hay quienes dicen no tener apetito por las mañanas, otros que salen al trabajo con los minutos contados y no tienen tiempo de sentarse a desayunar, o los que por costumbre sólo se toman unos mates.

Sin embargo, evitar esta comida puede afectar seriamente a tu organismo, por eso compartimos a continuación algunos motivos para que no dejes de incluir en tu dieta un desayuno saludable:

Mejora los hábitos

Desayunar por la mañana es considerado como uno de los hábitos más saludables, en el mismo nivel que el consumo de frutas y verduras y el ejercicio de actividad física. En las primeras horas el cuerpo necesita una dosis de energía y nutrientes de calidad para lograr desarrollar las funciones a lo largo de todo el día. Además, evita llegar al mediodía con ansiedad de comer, lo que puede generar malestares o incluso desórdenes metabólicos y alimentarios. Si no tenés el tiempo suficiente para prepararlo en casa, una buena idea puede ser pedir un desayuno por delivery camino al trabajo y comenzar la jornada laboral con energía.

Ayuda a una mayor concentración

Está comprobado que el consumo de alimentos en el desayuno ayuda a mejorar la concentración y la memoria a corto plazo. Sin embargo, no se trata de comer cualquier cosa; se recomienda un desayuno compuesto por lácteos, frutas, proteínas y cereales. Para un mejor funcionamiento del cerebro, es importante consumir glucosa ya que es la fuente de energía del cuerpo. Los niveles de glucosa suelen perderse en las horas de sueño, por lo que sí o sí es necesario reponerlos por la mañana. Incorporar todos estos ingredientes estimula el rendimiento laboral, físico e intelectual y mejora tu estado nutricional.

Controla niveles de azúcar

Realizar desayunos completos y sanos ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, evitando el riesgo de enfermedades como la diabetes o la obesidad. Varios estudios afirman que quienes poseen este tipo de enfermedades pueden perder peso y mejorar niveles de glucosa desayunando diariamente alimentos de altos valores energéticos.

Cuidado del corazón

El desayuno es una comida clave para la salud cardiovascular. Estudios recientes aseguran que desayunar en menor medida las calorías recomendadas aumenta el riesgo de padecer lesiones arteriales. Además, el consumo de lácteos, frutas, proteínas y cereales por la mañana disminuye los niveles de colesterol malo.

Cuidado de la figura

Está comprobado que las personas que sostienen día a día un desayuno nutritivo tienen menos posibilidad de tener sobrepeso que las que no lo hacen. Hacer esta primer comida del día reduce el apetito de toda la jornada. Por el contrario, saltarse el desayuno implica sentir hambre en horas posteriores con el riesgo de caer en soluciones fáciles como ingerir comidas rápidas con alto contenido en grasas o alimentos dañinos para la salud. El ayuno prolongado también puede aumentar la respuesta del cuerpo a la insulina, lo que provoca el almacenamiento de grasa y el aumento de peso.


¿Tu desayuno de hoy cumplió con todos estos requisitos?

A %d blogueros les gusta esto: