julio 18, 2019
teletipo

Desahogo en el minuto final

Se gritó con todo. Porque se cortó la racha de partidos sin triunfos (que se quedó en 12 ) en la Superliga. Porque se logró la primera victoria como visitante en este torneo (la que Jorge Almirón estaba aguardando). Y porque San Lorenzo empieza a confirmar su levantada, que se había insinuado con los tres puntos logrados ante Junior de Barranquilla, en la Conmebol Libertadores. El Ciclón le ganó 1 a 0 a Rosario Central, en tiempo de descuento, y ese tanto de Nico Reniero hizo explotar a todo Boedo. Un desahogo tan necesario…

En el primer tiempo, San Lorenzo no arrancó bien: le costaba tener la pelota, no conseguía elaborar jugadas de riesgo y mucho menos rematar al arco. Central, sin lucirse, manejaba el balón, aunque tampoco descifraba la mejor manera de complicar a Torrico. Recién a los 30 minutos el Ciclón tuvo una aproximación, cuando Botta escapó y enganchó en el área, pero su centro a Juan Camilo Salazar salió muy pasado. Y a los 40, una maniobra combinada entre Botta y Reniero casi resulta en un disparo al arco, aunque se diluyó antes del remate. Una producción tan magra de ambos equipos, obviamente, motivó el cero en los arcos durante el primer tiempo.

El Ciclón parecía arrancar con mejor ímpetu en el complemento. A los dos minutos, Loaiza habilitó a Herrera, que había pisado el área y recibió solo, pero se enredó y no pudo definir en inmejorable posición. Fue un amago, simplemente, porque luego el equipo de Almirón volvió a perder la pelota. Ya había ingresado Fértoli (por Botta), y luego Román Martínez (por Gonzalo Rodríguez), a los 22 minutos. Y recién a los 30 tuvo una buena oportunidad, cuando Román le pegó desde media distancia, aunque muy débil. Al minuto siguiente, Torrico le sacó un peligroso remate a Zampedri, en la más clara que tuvieron los locales. Y a los 38, de nuevo Herrera en posición de ataque remató esta vez con fuerza, pero contuvo el arquero.

Parecía que el encuentro terminaba sin goles, cuando un contraataque fulminante modificó ese panorama: Román Martínez habilitó al colombiano Salazar, quien escapó por la punta derecha y cedió para el ingreso de Reniero. Nico la paró y remató con precisión, para sellar el 1 a 0 cuando ya no había tiempo para más.

 

www.sanlorenzo.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: