octubre 13, 2019
teletipo

El Municipio secuestró dos camiones que circulaban por Camino Centenario con exceso de peso y falta de documentación

En el marco de un operativo tendiente a controlar el tránsito pesado en la ciudad, agentes de la Municipalidad de La Plata verificaron 13 camiones en Camino Centenario, de los cuales secuestraron dos y sancionaron a otros tres por circular con más peso del permitido y no contar con la documentación reglamentaria.

Como resultado de un trabajo articulado entre las secretarías locales de Convivencia y Control Ciudadano y de Políticas públicas en Seguridad y Justicia, se verificaron las condiciones de 13 vehículos del tipo ‘transporte de carga’, en el marco de un procedimiento que arrojó el secuestro de dos camiones y contravenciones en otros tres casos.

Al respecto, el titular de Convivencia y Control Ciudadano, Roberto Di Grazia, comentó: “Trabajamos incesantemente para organizar y mejorar el tránsito en la ciudad y garantizar las condiciones de seguridad vial para todos los platenses”.

Sobre el secuestro de los camiones, remarcó: “No sólo circulaban por zonas prohibidas para la cantidad de peso que transportaban, sino que lo hacían sin la documentación reglamentaria para hacerlo”.

Por su parte, el secretario del área de Seguridad comunal, Darío Ganduglia, detalló: “Los motivos de las sanciones tuvieron que ver con la falta de documentación, circular sin seguro, sin VTV y sin la categoría de licencia de conducir necesaria para el tipo de vehículo; y con el exceso de peso permitido para circular por Camino Centenario, que son 4 toneladas”.

“El llamado ‘tránsito pesado’ no puede circular por determinadas zonas de la ciudad porque sus dimensiones y la carga que transporten ponen en riesgo al resto del tránsito y deterioran de manera importante la calzada”, remarcó Ganduglia.

Con respecto a ello, desde el Municipio se detalló que este tipo de vehículos sólo puede transitar por arterias que pueden soportar su tamaño y peso, como por ejemplo la Ruta 215, que hacia dentro de la ciudad se transforma en la avenida 44; salvo excepciones puntuales que ameriten hacerlo por fuera de las vías indicadas.

“La circulación de camiones con exceso de peso afecta el asfalto de las avenidas y calles de la ciudad, generando baches y roturas importantes en la calzada que perjudican tanto a peatones como al resto de los vehículos que transitan por la misma”, concluyó Di Grazia.

A %d blogueros les gusta esto: