agosto 19, 2019
teletipo

Festejo en el Bosque

El Lobo volvió al Juan Carmelo Zerillo y por la Fecha 21 de la Superliga venció a Independiente por 1-0, con el aporte goleador de Lorenzo Faravelli.

Luego del empate en Mar del Plata frente a Aldosivi, en ocasión de la vigésima jornada del certamen, el elenco conducido por Hernán Darío Ortiz volvió a casa para recibir al Rojo de Avellaneda, en el marco de una parada compleja. Más allá de eso, desde el minuto cero mostró seguridad e intensidad, aspectos que terminarían determinando las acciones.

Bien plantado en el fondo, a base de orden y concentración, Gimnasia logró hilvanar varias jugadas de riesgo a lo largo de los primeros 45 minutos. En este sentido, el primero en llevar peligro al arco rival fue Víctor Ayala, con un par de remates de tiro libre que complicaron a Martín Campaña. Fue importante también el enorme aporte de Jesús Vargas, quien en su debut se destacó de gran manera. De todos modos, a pesar de las reiteradas ocasiones, el Mens Sana no logró abrir el marcador.

La historia cambió rotundamente con el comienzo del complemento, ya que cuando se jugaban tan solo seis minutos, Lorenzo Faravelli remató con sutileza al primer palo del arquero uruguayo que nada pudo hacer para evitar el 1-0. Con el correr de los minutos, la premisa del Lobo giró en torno a cuidar la pelota y blindar el mediocampo, cuestión que concretó con los ingresos de Patricio Monti y Franco Mussis. Aun así Maximiliano Comba, Horacio Tijanovich y Vargas continuaron lastimando por las bandas, con la tranquilidad que brindó a sus espaldas el paraguayo Ayala.

No hubo tiempo para más y, con un marco imponente, Gimnasia le ganó al elenco dirigido por Ariel Holan por 1-0. De esta manera escaló algunos puestos en la tabla y alcanzó la línea de los 22 puntos y desde mañana trabajará en Estancia Chica, con la mente puesta en Estudiantes, al que visitará el domingo 10 de marzo, por la Fecha 22 de la Superliga.

 

www.gimnasia.org.ar

A %d blogueros les gusta esto: