mayo 27, 2019
teletipo

Las mujeres, lesbianas, travestis y trans de la CTA Autónoma, pararon y se movilizaron en todo el país

Día Internacional de la Mujer Trabajadora

 

Este 8M, en una nueva jornada de lucha en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, compañeras de la Central fueron protagonistas de distintas acciones en todo el país exigiendo equidad de género y el fin de la violencia machista. En la Ciudad de Buenos Aires el feminismo ganó las calles desde muy temprano, y en ese colorido marco, la CTAA realizó una serie de actividades unitarias que culminaron con la marea verdevioleta que marchó desde la zona de Congreso y desbordó la histórica Plaza de Mayo.
Las mujeres de la CTA Autónoma organizaron las actividades de este 8 de marzo durante semanas de arduo debate y trabajo dentro de la Central y junto a mujeres de innumerables organizaciones sindicales, sociales y de la economía popular. La conducción nacional votó el paro nacional en los primeros días de febrero, garantizar el Paro y la movilización eran el objetivo y, en lo institucional, se presentó nota al ministro de la Producción y el Trabajo, Dante Sica, notificando que desde las cero horas del 8 de marzo la CTA Autónoma pararía en todo el país por las razones que allí se explicitan.
 
 
 
Neoliberalismo y patriarcado
 
La Central arrancó las actividades del 8M por la mañana con una conferencia de prensa frente al monumento Canto al trabajo, en el marco de la unidad de acción que ésta viene construyendo con la Corriente Federal de Trabajadorxs (CGT), la CTA de lxs Trabajadorxs, CGT, CCC, Barrios de Pie, la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, CTEP y el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).
 
Las mujeres sindicalistas y de la economía popular detallaron una síntesis de las reivindicaciones y razones del paro en las que se expresa que “el modelo económico del Gobierno de Macri de ajuste, recesión, despedidos/as, nos golpea doblemente, como trabajadoras y como mujeres. Por eso reivindicamos como horizonte el reclamo de trabajo digno para todas y todos. Por políticas públicas efectivas que garanticen la accesibilidad real al mundo del trabajo y por el proyecto de Ley de Equidad de Género e Igualdad de Oportunidades de las Trabajadoras”.
 
 
La apertura estuvo a cargo de la Secretaria Adjunta de la CTA-A Claudia Baigorria: “Venimos una vez más, en este histórico monumento, a ratificar el compromiso de unidad en la lucha de toda la clase trabajadora, unidad que necesitamos más que nunca, ante el brutal ajuste que estamos padeciendo por parte del gobierno de Macri, a partir de las órdenes directas del Fondo Monetario Internacional. Las mujeres le ponemos el cuerpo al juste”, expresó la dirigente y aseguró que “las trabajadoras somos las más pobres de esta economía ya que, además, soportamos la brecha salarial más amplia de los últimos 20 años. A este atropello le venimos a decir basta, que se respeten nuestros derechos porque queremos un estado presente, un gobierno que implemente políticas públicas para que haya educación, salud, ciencia, tecnología, vivienda, trabajo digno”.
 
Acompañada por la Secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades de CTA-A, Silvia León, la Secretaria de Previsión Social, Olivia Ruiz, Viviana García Secretaria de Cultura y otras dirigentes de organizaciones de base de la CTA-A, Baigorria hizo un repaso por las luchas feministas que “se vienen dando en las calles desde hace años”; mencionó la “marea verde”, las vigilias y las distintas acciones impulsadas desde la Central exigiendo políticas públicas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género”.
 
El Maquinazo
Por la tarde, las actividades se realizaron frente al Congreso Nacional donde las compañeras, inspiradas en la lucha de la Cooperativa 8 de Enero (Ex Sport Tech) y en la de miles de mujeres que resisten al saqueo y la entrega, en defensa del salario, de la producción soberana, del trabajo y de la vida, realizaron una acción que llamaron “El Maquinazo”.
 
Allí, sobre un camión instalaron máquinas de la industria textil y confeccionaron prendas en las que las participantes estamparon consignas “que representan nuestras luchas como mujeres trabajadoras nucleadas en organizaciones territoriales y sindicales del ámbito público y privado contra las políticas de ajuste”. Esta acción fue llevada adelante gracias al trabajo de las compañeras del Sindicato del Vestido quienes vienen dando una pelea por el mantenimiento de las fuentes de trabajo frente a empresarios especuladores como Pablo Enríquez, titular de la firma Sport Tech.
 
Durante la actividad, Hebe Nelli, secretaria gremial de CTAA Capital y una de las organizadoras de la instalación, explicó: “Decidimos llevar adelante este “Maquinazo” porque no queremos mujeres sin trabajo. Acá están las compañeras produciendo, representando a todas las mujeres del país porque todas somos trabajadoras, tanto en las tareas del hogar como en las tareas comunitarias no reconocidas y todas las que estamos padeciendo las políticas de ajuste en el sector público, en el sector privado y la economía popular. Los especuladores están pensando en si van a invertir en bonos, en dólares, o si van a producir, mientras que nosotras no especulamos porque tenemos que llevar el plato de comida a nuestras casas, que nuestros hijos vayan al colegio y de todas las tareas de cuidado del hogar. Exigimos que cesen las políticas de entrega acordadas con el FMI, de usura, que impactan directamente sobre nuestros cuerpos. Exigimos también que se aplique la ley de erradicación de violencia de género y lo vamos a seguir exigiendo cada día de nuestras vidas”, dijo Nelli.
 
Silvia León, dirigente de ATE y Secretaria de Género de la CTAA contó que “junto a las compañeras de la Cooperativa 8 de Enero decidimos esta actividad que consiste en prender las máquinas para que las máquinas no paren. Es decir que, frente a la especulación de los empresarios que sin ningún reparo cierran fuentes de trabajo y dejan en la calle a cientos de trabajadores y trabajadoras, ellas decidieron organizarse, sindicalizarse y afiliarse a la CTAA para defender la fuente de trabajo. Este es un ejemplo y se repite en todo el país, frente al ajuste de Macri, defendiendo el trabajo para poder salir de la marginación y de la violencia. Y además porque estamos unidas en las calles y en las casas es que este año y con la legitimidad que nos hemos ganado esperamos que este año tengamos la ley que nos garantice el aborto seguro y gratuito.”
Por su parte, la Secretaria de Género de CTAA Capital, Clarisa Gambera, afirmó: “Estuvimos mucho tiempo construyendo esto que es una enorme manifestación de repudio, de bronca pero también de alegría de estar luchando en esta transversalidad gigante que es el movimiento feminista. Las mujeres de la Central no nos bancamos este modelo neoliberal, estamos dispuestas a defender el trabajo. Las mujeres no queremos más que nos maten en este esquema de hambre. Macri y Larreta se la pasan hablando de equidad de genéro, del Ni una Menos y hoy nos notificaron que nos van a descontar el día a las que luchamos para que no nos maten.”
Protocolo para la erradicación de la violencia de género
Pasadas las 16 horas, las organizaciones convocantes se encolumnaron y, divididas en 3 frentes, marcharon por Avenida de Mayo y las diagonales Sur y Norte para dirigirse a Plaza de Mayo. Pese a este recaudo organizativo, la inmensa multitud que acompañó la convocatoria excedió la capacidad de la plaza y llenó, incluso, las calles y avenidas adyacentes.
 
 
Con este marco, Silvia León celebró la movilización y, en lo que toca a la CTAA, también valoró la discusión que las mujeres dieron hacia el interior de la Central en relación con las distintas formas de violencia de género: “Estamos muy felices por la movilización de las compañeras y enfrentamos un enorme desafío porque este 27 de diciembre aprobamos el protocolo para la erradicación de la violencia de género y acoso que va a ser aplicado hacia dentro de la Central. Esto es único en el país y en Latinoamérica y responde a que las mujeres decimos basta a prácticas que también están enquistadas en nuestras organizaciones, donde los hombres tienen prácticas machistas que nos discriminan, nos apartan de los debates políticos y nos impiden llegar a la paridad en cargos de representación y en muchos casos también nos hacen sentir violencia hacia nosotras. Por eso aprobamos este protocolo que permite que todas las compañeras y las disidencias sexuales que sientan que han vivido una situación de acoso o violencia puedan tener el derecho de que esto tenga un abordaje respetuoso y de resolución. Pero con esto también queremos un cambio de estas prácticas, que los varones tomen conciencia de que si queremos una sociedad distinta, tenemos que empezar por cambiar nuestras propias prácticas”.

Ahora que estamos juntas
 
El tercer Paro Internacional Feminista tuvo otra vez en la Ciudad de Buenos Aires, como en cientos de ciudades de América, Europa y África, un marco imponente. En nuestro país el acumulado de las luchas se vio en las calles tanto por su masividad como por su mística y potencia comunicacional. Las consignas en los carteles, en los grafitis, las acciones y caracterizaciones, en las voces y en los cuerpos, difícilmente pasen por nosotrxs sin conmover.
 
Al cierre de la movilización, se dio lectura a un documento consensuado con las organizaciones convocantes, donde se repasan cada una de las reivindicaciones más sentidas del movimiento de mujeres.
A %d blogueros les gusta esto: