mayo 27, 2019
teletipo

JÓVENES BONAERENSES REPRESENTARON AL PAÍS EN EL MODELO ONU

Martina y Joaquín son dos estudiantes universitarios platenses que fueron seleccionados para participar de la Modalidad de la Naciones Unidas para jóvenes que se realizó en Bogotá, Colombia. La Cámara de Diputados brindó su apoyo para que los estudiantes pudieran participar del encuentro.

Como dirían las abuelas… “Son dos bochos estos chicos”, y, tras la experiencia vivida, no quedan dudas de que lo son. Extrovertidos, inteligentes, animados y decididos; con estas características se los puede calificar a Martina Corriente y Joaquín Herrero. Son dos jóvenes que tomaron el desafío de participar del Modelo ONU que se llevó a cabo en Bogotá, Colombia, durante el mes de marzo.

Pero la vida dedicada al “interés público” de estos adolescentes no comienza ahí. De niños ya se sentían atraídos por la geopolítica, las relaciones internacionales, la sociología y las ciencias jurídicas y políticas. Por eso, en los últimos años de la escuela secundaria en el Colegio Nacional de La Plata decidieron participar de los modelos ONU locales, que se llevaban a cabo en la ciudad capital.

Los Modelos de Naciones Unidas representan una simulación del sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el que participan estudiantes de niveles secundario y universitario.

Martina cuenta la experiencia vivida en esas primeras participaciones: “Cuando en mi colegio surgió la iniciativa, me pareció muy buena. Participé en 2017 y 2018, en la República de los Niños, donde representé a Francia y Estados Unidos. Lo vi como una oportunidad para crecer intelectualmente y en equipo con otras personas”.

Luego de esos primeros ensayos, donde lograron excelentes resultados y antes de finalizar la escuela, tuvieron la oportunidad de participar del Modelo ONU nacional pre universitario en la provincia de Córdoba.

“Ahí ganamos una mención por el desempeño de la delegación, después, junto a otros chicos, nos surgieron las ganas y consideramos la idea de participar internacionalmente por primera vez”, comentó Joaquín.

Y llegó el momento de pensar en grande, de creer que los sueños pueden lograrse si se proponen, si existe voluntad y esfuerzo.

Colombia estaba cerca pero faltaba un empujón que los ayudara a cumplir esa meta. Fue en ese marco que la HCD brindó su apoyo para este proyecto educativo y los jóvenes pudieron dar la estocada final para llegar a Colombia.

El encuentro se desarrolló en la prestigiosa Universidad de Los Andes, de la ciudad de Bogotá, lugar que deslumbró a los jóvenes de la comitiva argentina.

“Fuimos solos, sin nuestras familias, nos hospedamos muy cerca de la universidad. Nuestra idea era levantarnos, estudiar un poco mientras desayunábamos, salir a la universidad para llegar a tiempo, entrar al recinto y comenzar el debate del día”, comentó Joaquín.

Muchos jóvenes de diferentes partes del mundo participaron de las sesiones de los distintos órganos de las Naciones Unidas a través de un modelo con un alto nivel internacional, reconocido como uno de los mejores de Latinoamérica.

Martina afirmó que “el primer día que llegamos a la Universidad nos encontramos con algo súper distinto a lo que estábamos acostumbrados, pero también estábamos muy emocionados por eso, era algo desconocido en lo que queríamos seguir progresando”.

A los chicos les tocó la difícil tarea de representar a la República Popular Democrática de Corea, más conocida como Corea del Norte. “Fue todo un desafío, conocido como el país más hermético del mundo, tratar de estudiar su política exterior fue muy interesante, nos costó, tuvimos que investigar mucho más de lo que creíamos”, afirmó Martina. Y agregó: “Debimos basarnos plenamente en una Constitución, en una idea filosófica que usan en ese país hace muchísimos años, pero todo dio sus frutos y pudimos, con todas esas trabas, participar del comité, demostrar nuestra posición y hacernos escuchar”.

Joaquín y Martina participaron dentro de la modalidad del Consejo Presidencial, que es una cumbre de jefes de Estados con sus ministros de relaciones exteriores.

La jornada internacional duró cuatro días. Ante cientos de estudiantes de todo el mundo, los argentinos tuvieron que exponer su defensa, debatir y tratar que triunfen sus posiciones sobre tres ejes: el legal, el económico y el político.

Los resultados de la participación fueron inmejorables para los estudiantes argentinos: ganaron una mención a “Mejor Oratoria” y se dieron el gusto de participar activamente en el Comité con las discusiones que se fueron llevando a cabo.

“Esto es algo que no vamos a olvidar nunca, una experiencia que nos marcó muchísimo, profundamente enriquecedora, una oportunidad casi única, que dejó enseñanzas y nos hizo conocer personas de todo el mundo”, concluyen Martina Corriente y Joaquín Herrero, visiblemente felices, tras narrar una experiencia que le marcará la vida a ambos para siempre.

A %d blogueros les gusta esto: