octubre 18, 2019
teletipo

Arriba, Racing

La Academia derrotó a Gimnasia por 2 a 1 en la vuelta de Maradona al fútbol argentino y consiguió el segundo triunfo consecutivo en el campeonato. Diego González y Matías Zaracho convirtieron los goles.

Las victorias estimulan la confianza y Racing avanzó un paso en el camino de parecerse al que consiguió el título la temporada pasada. En el estadio Juan Carmelo Zerillo, en la cita de la sexta fecha de la Superliga y en una modesta actuación, la Academia venció a Gimnasia por 2 a 1 para alcanzar la línea de los nueve puntos y renovar la ilusión de pelear bien arriba.

¿Cómo jugar en un ambiente conmovido por la presencia de Diego Armando Maradona? El equipo de Eduardo Coudet intentó acomodarse a un escenario sacudido por la emoción desde antes del pitazo inicial. Se plantó con la sensación de que debía acertar de mitad hacia adelante para sacar ventaja pero le costó enhebrar pases para instalarse sostenidamente en el campo contrario. Repleto de imprecisiones, sin ritmo al momento de las transiciones, el partido transcurrió sin situaciones en las áreas. Recién a la media hora tuvo que aparecer Gabriel Arias por duplicado para salvar el arco propio. Los locales erraron y pagaron caro la falta de eficacia porque, a los 35, Diego González cabeceó a la salida de un córner para estampar el primero. Así, sin demasiados méritos, llegó el descanso.

Todo lo que no había sucedido en la primera mitad ocurrió en el arranque del complemento. Víctor Ayala aprovechó un centro cruzado cuando el reloj marcaba seis minutos para igualar el encuentro y, apenas 120 segundos después, Matías Zaracho capitalizó la mejor maniobra colectiva de la visita para convertir el segundo. Era necesario ganar intensidad y Walter Montoya reemplazó a González. Racing no lograba dominar el juego y el técnico decidió mover lo táctico. Lucas Orban ingresó por David Barbona y la defensa quedó con cinco hombres. La variante le dio más solidez a la Academia, que se acomodó en la cancha para no sufrir demasiado. Pudo haberlo liquidado de contragolpe pero no le salió la puntada decisiva. Además, la suerte lo acompañó porque, en el descuento, Gimnasia falló una ocasión increíble delante de Arias.

Sumar de a tres era clave y el campeón lo hizo. Y está de regreso para ser protagonista otra vez.

 

www.racingclub.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: