septiembre 23, 2019
teletipo

Una herencia muy pesada

del relato a la realidad

Por Sebastian Spinossi *

Los resultados electorales del último 11 de Agosto han expuesto a la gran derrotada de CAMBIEMOS: María Eugenia Vidal.

La Gobernadora bonaerense era, según los grandes medios de comunicación, el as de espadas de la alianza gobernante.

Todo el arco político oficialista se resguardaba en su entonces buena imagen política y confiaba ciegamente en que la gobernadora sería reelecta por amplia diferencia en las PASO. Pero la realidad desnudo un escenario muy distinto.

La derrota de Maria Eugenia Vidal tiene errores propios y ajenos. Dentro de los errores propios se encuentran dos, que a entender de este columnista, fueron los más destacados y que han afectado -y afectaran- al conjunto de los y las bonaerense.

El primero de ellos es la distribución de recursos para los distintos Ministerios, y el segundo, la toma de deuda pública.

Analicemos brevemente la asignación presupuestaria: Acorde a ley 15.708 -ley del presupuesto-, los servicios de deuda pública equivalen a $56.403.383.972 -a un tipo de cambio de 40.10 Ars/u$d ya quedado en el olvido- y que superan en conjunto los recursos destinados a:

Desarrollo Social ($23.355 Millones)

Producción($1.315 Millones)

Ciencia y Tecnología($ 481.573.630)

Ministerio de Trabajo($1.097.208.140)

Defensoría del Pueblo($ 661.276.500)

Infraestructura($22.920 Millones)

Secretaria de derechos Humanos($372.967.000)

Agro-industria($ 648.049.000)

Instituto de la Vivienda($ 3.556.677.900) y

Astillero Rio Santiago($ 3.170.000.000).

Como se aprecia en lo anteriormente expuesto, el problema en la provincia de Buenos Aires es un tema de PRIORIDADES. Esta distribución presupuestaria, en conjunto con las políticas del Estado Nacional, son las que han llevado a la Provincia a una crisis socio-económica muy severa.

Es imposible desarrollar social y económicamente a nuestra Provincia si la prioridad es el pago de deuda y no el bienestar de su población. Esta distribución de recursos afectó directamente el desarrollo de la provincia de Bs AS y del país, ya que la Pcia contribuye con el 38% de la producción de bienes y el 31% de la producción de servicios
nacionales, generando más del 30% del empleo privado registrado en Argentina. A su vez, en este territorio, se genera más del 50% del producto industrial del país.

Su matriz industrial se ve reflejada en las distintas cadenas de valor: alimenticia, siderúrgica, petroquímica, química, textil, del cuero, automotriz, farmacéutica y de bienes de capital.

Todas ellas afectadas por decisiones políticas de Maria Eugenia Vidal y Mauricio Macri con las consecuencias que se pueden observar en el cotidiano.

El otro “error” político es la toma de deuda y principalmente su composición por moneda e instrumento.

Como surge del último informe de deuda de la Provincia de Buenos Aires, publicado el 31 de Marzo de este año, en la composición por instrumento “el 70,3% de la deuda de la PBA está constituida por Bonos Ley Internacional, mientras que los Bonos Ley Local representan el 19,1% del total”.

Por otra parte la composición por moneda es del 68,4 % en Dólares, 13.2% en Euros y el 17;7% en moneda nacional. Esta estructura de deuda hace que el desarrollo industrial de nuestra provincia se vea, por lo menos, comprometido ya que como sabemos, la provincia, no emite Dólares -salvo tomo de deuda-.

El próximo gobierno provincial tendrá serias complicaciones para reactivar el aparato productivo de la Provincia. La irresponsabilidad política a la hora de toma de deuda ha comprometido a varias generaciones que se verán afectadas por las decisiones tomadas en estos casi 4 años de gobierno de María Eugenia Vidal.

En unos años, cuando se revea la historia de nuestra provincia, recordaremos a este gobierno como el que más ha endeudado y comprometido el futuro de los y las Bonaerenses. Hará falta mucho trabajo y esfuerzo para reodenar no solo la economía, sino el tejido social de nuestra provincia.

* Lic. en Comercio Exterior

A %d blogueros les gusta esto: