septiembre 23, 2019
teletipo

VOLVÉ “CEPO”. TE PERDONAMOS

MACRISIS

Por Sebastian Spinosi *

El presidente Mauricio Macri a través del Decreto N° 609/2019 estableció nuevos controles y cantidades para la compra de divisas; nuevos plazos para la liquidación de exportaciones; limite a la remisión de utilidades al exterior por parte de las empresas y el pago de obligaciones con bonos de deuda pública.

Estas medidas de política económica se dan un contexto político, económico y social muy complicado para el país: escases de dólares, nula financiación en el mercado privado, complicaciones con los vencimientos de deuda de corto y mediano plazo, caída estrepitosa de los bonos Argentinos en el exterior, abrumadora caída de la producción nacional con el 50% de la capacidad instalada ociosa, desempleo, caída constante del consumo, default selectivo, inflación descontrolada, variaciones constantes del tipo de cambio etc.

Después de los resultados electorales del 11 de Agosto el Gobierno comenzó a tomar medidas que ha criticado hasta el hartazgo.

Esas críticas, en parte, son lo que han llevado a Mauricio Macri ha ganar las elecciones del año 2015 y que hoy las ve como necesarias para estabilizar la economía y dar previsibilidad.

En una Economía como la nuestra, las regulaciones del estado son INDISPENSABLES. La restricción externa Argentina nunca permitió que la compra de divisas este desregulada como así también el giro de estas al exterior.

Vivimos en una economía globalizada en donde las divisas que se obtienen tienen que estar dirigidas hacia el sector productivo, y más ahora que nunca porque como sabemos, la Argentina, no produce dólares ,y estos los vamos a necesitar para producir bienes y servicios y pagar los 150 Mil Millones de Dólares de deuda externa que este gobierno adurió irresponsablemente.

Las medidas anunciadas impactan en un determinado sector social: clase media, media alta y alta. Aquellas personas que no se encuentran en estos segmentos económicos, son los que más padecen los descalabros económicos producidos por la actual gestión.

Con las medidas anunciadas se busca “estabilizar” la economía de acá hasta Octubre, aunque eso es casi imposible ya que no son medidas de “fondo”. Como por ej: establecer cupos exportables para garantizar las toneladas necesarias para el abastecimiento del mercado interno – y de esta manera lograr precios accesibles para la comida: harina, carne, verduras, etc- y exportar el resto.

Según el Decreto 609/2019 en el caso de la compra de divisas por parte de las personas físicas, se podrá comprar hasta u$d 10 Mil mensuales. Si alguien pretendiera superar ese monto, como la compra de dólares para la adquisición de un inmueble, requerirá la autorización del BCRA. Cabe recordar, que haya por el año 2016, este mismo Gobierno, permitió la compra de divisas hasta por un valor de u$d 5 Millones para luego quitarle el tope de compra.

Para el caso de las empresas, estas podrán seguir adquiriendo divisas para la importación de materiales para producción, aunque el BCRA decidió no venderle más dólares para que los atesoren sin autorización previa. Cuando estas quieran comprar dólares para ahorra, deberán pedir autorización al BCRA y especificar el destino.

Aquellas empresas que posean Lelinks Letes, Lecaps, u otros bonos de deuda los podrán utilizar para cancelar deudas previsionales.

En otras palabras, usar deuda defaulteada para pagar deudas con el sistema de la seguridad social.

Los exportadores deberán liquidar las divisas en un plazo de 5 días hábiles. De esta manera el BCRA se asegura un flujo de dólares, provenientes de las exportaciones, que hasta el momento no tenía ya que, por Decreto del Presidente, NO tenían PLAZO para liquidarlas en la Argentina, permitiendo de esta manera que ese dinero nunca llegara al país.

* Lic. en Comercio Exterior

A %d blogueros les gusta esto: