marzo 29, 2020
teletipo

“Hemos logrado avances importantes en materia laboral y reafirmamos nuestro compromiso por recuperar el poder adquisitivo del salario”

El secretario general de ATE bonaerense analizó la situación en la que se encuentran los estatales enrolados en la Ley 10.430, luego de haber mantenido la primera ronda de negociaciones colectivas, y reafirmó su compromiso por conseguir derechos y por recuperar el poder adquisitivo del salario.

El dirigente sindical consideró que “ATE bonaerense fue protagonista central en el entramado de propuestas y reclamos de los trabajadores y trabajadoras del Estado hacia el ejecutivo provincial. Y esto fue así, porque durante los primeros días de la nueva gobernación, se logró acordar el reinicio del proceso de pase a planta permanente de miles de compañeros y compañeras cuyos expedientes que estaban frenados desde la gestión de la ex gobernadora Vidal”.

Según lo informado desde ATE, en la primera paritaria del año se anunció el pase a planta permanente de 4.526 auxiliares de la educación, trabajadores de la salud, administrativos y de otras áreas. Asimismo, se acordó el pase a planta permanente de más de 1.500 becarios de salud cuyos expedientes estaban cajoneados.

Por otra parte, al planteo por parte del gremio de que haya continuidad laboral, se obtuvo la garantía de que los más de 11 mil contratados que existen en la provincia continúen desarrollando su tarea.

En otro orden, de Isasi, indicó que “avanzamos en la constitución de una mesa paritaria de ingresos, contratos y pasas a planta permanente para abordar el tema de los contratos precarios, entre ellos los contratos autónomos que son casi 5.000 en el Estado provincial, para poder sacarlos de esa situación que le niega todos los derechos e incorporarlos a los mecanismos habituales de contratación y que sean incorporados al proceso de pase a planta permanente”.

Otro punto considerado positivamente desde ATE bonaerense y que cala profundamente en los ejes de lucha del gremio, es que es inminente la plena vigencia de la Ley de Licencia por Violencia de Género dedo que a la brevedad se instrumenta su reglamentación. También, se informó que está funcionando una mesa técnica paritaria que analiza otros tipos de licencia con perspectiva de género: licencias materno – paternales, modificación de las licencias por familiar enfermo y licencias por adaptación escolar en nivel inicial.

También, de Isasi resaltó la concreción de una mesa técnica que empiece a trabajar sobre el convenio colectivo y una carrera administrativa que jerarquice y dignifique la tarea de los estatales.

Si hay una organización que bregó por reglas claras para los estatales fue nuestra organización sindical que desde su constitución en la provincia de Buenos Aires viene batallando para que esto suceda. Vamos por una pirámide salarial justa y digna, por un escalafón que democratice las relaciones laborales, por formación, actualización y capacitación como derecho. Vamos por un convenio y una carrera que permita crecer en la vida laboral a los que realizan su tarea de manera idónea, a los que son solidarios con el pueblo destinatario de las políticas de Estado y que son compañeros de sus pares. Hay que terminar con las injusticias que permiten ascensos o ingresos en el Estado de manera discrecional. Concursos claros, transparentes y democráticos para la evaluación de la tarea”, señaló de Isasi.

En cuanto al tema salarial, desde ATE consideraron que dado el retraso que se viene sufriendo en los últimos cuatro años, el aumento otorgado mediante decreto resultó insuficiente.

A pesar de esto, hay aspectos que el secretario general puso en valor como avance fruto de la pelea de la organización.

En primer lugar, que se haya aplicado el aumento de emergencia (aunque insuficiente) sin que se cerrara la paritaria salarial, nos permite seguir planteando nuevos aumentos salariales, sumado a que el incremento se aplicó también a los contratados de la Ley 10.430 y no tuvo techo en la escala salarial. En segundo lugar, que se logró romper con el esquema de sociedad de varios gremios, que venía siendo una constante y que transformaba en mayoría simple por cantidad de afiliados la paritaria y que durante el gobierno de Vidal firmaban salarios a la baja (esto a pesar que ATE es el gremio mayoritario)”, indicó.

Para cerrar, de Isasi dijo que “Valoramos los aspectos positivos logrados en las negociaciones, no para quedarnos sentados, sino para organizarnos mejor y realizar asambleas y recorridas en los sectores de trabajo y en las seccionales de  la provincia, lo que nos va a permitir alcanzar nuevos aumentos salariales que permitan recuperar poder adquisitivo, el pase a planta permanente, la consecución de un convenio colectivo y de una carrera administrativa que democraticen las relaciones laborales, el nombramiento de personal en las áreas críticas, la inversión en infraestructura para la educación, la salud y la niñez, y la mejora de las prestaciones del IOMA y en el funcionamiento del IPS”.