febrero 25, 2020
teletipo

Qué cambió y qué sigue igual tras la salida del Reino Unido de la UE

Telam

El país dejó de pertenecer a la Unión Euopea y comenzó un período de transición que modificará por siempre la relación histórica.

Viajar desde el Reino Unido hacia y desde la Unión Europea (UE), incluidas las normas sobre permisos de conducir, los pasaportes y hasta el roaming gratuito, cambiarán para los británicos cuando finalice la libre circulación de movimiento, una vez concluido el período de transición tras el Brexit iniciado hoy.

Sin embargo, es poco probable que la mayoría de las personas noten muchos cambios en esta jornada en la que el Reino Unido ya dejó de pertenecer a la UE.

Esto se debe a que las normas de la UE siguen aplicándose y el Reino Unido integra el mercado único y la unión aduanera hasta el 31 de diciembre de 2020 que es cuando finaliza el período de transición.

Hasta el momento, no han comenzado las negociaciones por la futura relación comercial entre el Reino Unido y la UE, pero en el acuerdo ya firmado, lo primero que se terminará es el libre movimiento entre los comunitarios que habilita a vivir y trabajar en todo el bloque europeo.

 

En ese sentido, el gobierno británico ya comenzó a publicar algunas recomendaciones sobre los cambios que se producirán luego de esta fecha y que seguramente pueden incomodar muchísimo a los británicos que hasta ahora estaban centrados en las discusiones políticas y de inmigración de las negociaciones del Brexit.

Todavía se podrá viajar a cualquier estado miembro de la UE sin impedimentos hasta fin de año, pero es probable que cosas como conducir en el continente libremente, llevar a su mascota al extranjero, divorciarse entre comunitarios, usar la tarjeta sanitaria europea o disfrutar de los minutos de roaming gratuito en toda la UE, se modifiquen.

Con la salida del Reino Unido de la UE, los británicos además ya no podrán trabajar y estudiar libremente en cualquier país miembro ya sea de forma temporal o permanente y deberán atenerse a las leyes migratorias como el resto de las naciones que no pertenecen a la UE.

Los británicos tampoco tendrán el derecho de jubilarse y vivir libremente en lugares con playa y sol como el sur de España, el lugar elegido por excelencia y disfrutar de las pensiones de la UE y el sistema sanitario gratuito, así como también los comunitarios que quieran viajar o residir en el Reino Unido deberán cumplir con las normas migratorias que establezca el gobierno británico.

Los derechos de los ciudadanos que actualmente residen tanto en el Reino Unido como en el resto de Europa quedaron asegurados en el acuerdo firmado con Bruselas.

Los cambios inmediatos

Los cambios que si son visibles e inmediatos tuvieron lugar en Bruselas, ya que el Reino Unido no tiene más una presencia formal en las instituciones de la UE.

El Reino Unido dejó de ser un estado miembro de la UE que se convirtió oficialmente en una unión de 27 en lugar de 28.

A su vez, los eurodiputados británicos, elegidos en mayo de 2019, ya no forman parte del Parlamento Europeo.

El primer ministro Boris Johnson, tampoco participará de las cumbres del Consejo Europeo y no tendrá una invitación para asistir, excepto en raras ocasiones.

Sin embargo, mientras dure el período de transición, el Reino Unido podrá hacer tratos comerciales con otros países si bien no podrá implementarlos aún.

El gobierno británico ya acordó renovar los acuerdos comerciales existentes de la UE con alrededor de 20 países y bloques comerciales y ha mantenido conversaciones preparatorias con otros que debe completar para cuando termine la transición.

Además la ley de la UE se aplicará al Reino Unido, no como un estado miembro sino a través del Acuerdo de salida, entre otras cosas.