ACTO DE DONACIÓN DE INSUMOS HUMANITARIOS PARA EL VOLUNTARIADO CIVIL DEL ESTADO

La presidenta de la Agencia de Cooperación Internacional y Cascos Blancos, Sabina Frederic, y el subsecretario de Política Exterior de la Cancillería Argentina, Claudio Rozencwaig, recibieron esta mañana en el Palacio San Martín a la Generala Laura J. Richardson, Jefa del Comando Sur de los Estados Unidos, quien hizo entrega de una donación de insumos para la prestación de asistencia humanitaria del voluntariado civil de nuestro país.

En el acto realizado en el Palacio San Martín de la Cancillería se formalizó la donación, entre otros materiales, de una carpa de aluminio con un ancho de 5,90 metros y un largo de 10 metros; un centro de diagnóstico médico y varios insumos cruciales para la asistencia en primeros auxilios y en atención médica inmediata ante accidentes.

La delegación estadounidense estuvo integrada por la Encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos, MaryKay Carlson, y otras autoridades de su Gobierno. También estuvieron presentes, por parte de Cancillería argentina, autoridades de la Dirección de América del Norte y de la Dirección de la Mujer y Asuntos de Género.

Sabina Frederic destacó que “esta donación es muy importante para Cascos Blancos porque somos un organismo que entrega, a través de sus voluntarias y voluntarios civiles, la solidaridad, el respeto por la soberanía y los valores de la equidad en cada acción humanitaria sin mirar a quién. Estos suministros humanitarios que nos entrega el pueblo de los Estados Unidos a través de la Generala Richardson serán de gran utilidad para futuras misiones de Cascos Blancos, especialmente, las socio-sanitarias que hoy poseen una alta demanda”.

En ese marco, la presidenta de Cascos Blancos explicó que “Argentina y Estados Unidos comparten la visión multilateral, la necesidad de la cooperación internacional, la agenda verde, y la preocupación por las devastadoras consecuencias del cambio climático, y la importancia que tiene para nuestros Gobiernos el abordaje de las políticas internacionales desde una perspectiva de género”.

A su vez, Laura J. Richardson agradeció el recibimiento tenido en su primera visita a la Argentina: “En nombre de mi equipo en el Comando Sur de los Estados Unidos y mis colegas aquí en la Embajada, me enorgullece anunciar la donación de estos suministros a Cascos Blancos. Estos materiales apoyarán la asistencia humanitaria de Argentina en la región y en todo el mundo. Quiero felicitar a Cascos Blancos por donar suministros a los ucranianos que continúan sufriendo la invasión no provocada e injustificada de su patria”. Finalmente, la Jefa del Comando Sur de los Estados Unidos celebró que “el próximo año se cumplirán 200 años de nuestra relación bilateral. Nuestros países nacieron de circunstancias similares: el deseo de autogobierno, la demanda de libertad y el anhelo de democracia. De hecho, es apropiado que estemos reunidos aquí en el Palacio San Martín, que lleva el nombre Libertador”.

Luego, puntualizó que “hoy nuestra relación se basa en profundos lazos económicos e intereses compartidos, con más de 250 empresas estadounidenses que hacen negocios en Argentina, y también la democracia y los derechos humanos, la ciencia, la tecnología y la educación. Esta sólida relación no sería posible sin seguridad y defensa, y por eso estoy aquí para fortalecer aún más nuestra alianza de seguridad con Argentina y ver cómo los Estados Unidos, especialmente con el sur, puede hacer más confiable la seguridad”.

Durante el acto, Claudio Rozencwaig, destacó “este importante gesto solidario. El mundo atraviesa serias dificultades de diversa índole. A las consecuencias de la pandemia se les suma el crecimiento en número e intensidad de fenómenos climáticos extremos. Por ello, los actores humanitarios se enfrentan a desafíos sin precedentes y, por ende, es necesaria la sinergia entre las naciones que tienen compromisos humanitarios. Estas alianzas positivas se basan en el trabajo conjunto, el multilateralismo solidario y el respeto por la soberanía de los Estados. En sus 30 años los Cascos Blancos han demostrado que para la Argentina estos asuntos humanitarios son una política de Estado”.

Además de referir a la reciente misión de Cascos Blancos en Polonia y Rumania, Frederic reivindicó “la perspectiva de género en cuestiones humanitarias, según lo establecido por Naciones Unidas y que ha sido fomentado por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Trabajamos para la paridad de género en el voluntariado que se despliega en el terreno; fomentamos la participación de mujeres en el liderazgo de equipos; promovemos a mujeres para integrar equipos de Naciones Unidas. A su vez, junto con el Ministerio de Defensa estamos trabajando para implementar una Diplomatura sobre asistencia humanitaria y gestión de riesgo con perspectiva de género”.

Los insumos donados por la Embajada de los Estados Unidos para la asistencia humanitaria son fundamentales para el ejercicio de las acciones que lleva a cabo la Agencia de Cooperación Internacional y Cascos Blancos en cada terreno donde la misma despliega sus misiones nacionales e internacionales.