CIBERSEGURIDAD: CONSEJOS PARA UNA GESTIÓN SEGURA DE LAS FINANZAS

Cada vez es más habitual que los trámites y compras se realicen de forma digital. En ese sentido, el auge de las operaciones financieras en línea ha derivado en un incremento de los intentos de ciberdelincuencia. Por eso, para prevenir riesgos, es fundamental una educación sólida.

Es importante construir hábitos que permitan navegar de forma segura en Internet. Informarse sobre las prácticas recomendadas para operar puede evitar problemas a futuro”, explica Dario Crispin, ISO de Equifax.  Desarrollar conductas que favorezcan una gestión segura de las finanzas a través de las plataformas digitales permite realizar trámites y compras sin problemas, reduciendo tiempos y agilizando procesos.

Para eso, se aconseja utilizar contraseñas largas pero simples de recordar para el usuario por estar vinculadas a referencias que sólo él conoce. Deberían tener al menos 8 caracteres incluyendo mayúsculas, minúsculas, símbolos y números. También se sugiere que sean diferentes según la app, red social, banco, etc. Lo cierto es que, si alguna de ellas se filtra, las demás seguirán sin conocerse, evitando mayores inconvenientes.

No se deberían escribir las contraseñas en cualquier lugar: guardarlas en aplicaciones encriptadas es más seguro. Es importante activar el doble factor de autenticación para alertar en el caso de que se inicie sesión desde otro dispositivo que no sea el usual, o desde una ubicación sospechosa.

El phishing es una práctica delictiva muy común actualmente, que consiste en la suplantación de identidad. En estas situaciones, el estafador se hace pasar por una persona o empresa para obtener datos confidenciales de la víctima.  Por lo general, se trata de mensajes que prometen consecuencias muy positivas o negativas al presionar un enlace; por ejemplo: “si hacés clic en este link durante la próxima media hora, obtendrás un premio”.

Saber sobre este tipo de prácticas permite, a través de la educación, preservar los datos personales”, sostiene Darío Crispin, ISO de Equifax.

Existen señales que permiten prevenir las estafas cibernéticas. En primer lugar, es importante no ingresar a enlaces ni descargar archivos de correos electrónicos inesperados, que prometen premios o recompensas. Este tipo de mensajes suelen tener faltas de ortografía o errores de redacción y eso constituye un signo de alerta.

Tampoco se debe compartir información a las compañías ya que no es usual que soliciten datos confidenciales o privados por mail. Para cuidar la seguridad en la web, se recomienda corroborar que el sitio tenga el prefijo HTTPS y muestre el símbolo de un candado cerrado ya que esto señala que la página es segura.

Es posible prevenir los ciberdelitos aprendiendo, conociendo e implementando hábitos cibernéticos “saludables”. La educación es fundamental para poder identificar conductas sospechosas, evitando riesgos y aprovechando al máximo el potencial de Internet.  

Equifax es una compañía global de Big Data, analytics y tecnología, que cree que el conocimiento impulsa el progreso. La compañía combina datos únicos, analíticos innovadores, experiencia en la industria y tecnología, con una pasión por servir a los clientes en todo el mundo, para crear insights que impulsan a las personas en mejores decisiones. Combina la más actualizada tecnología de análisis y procesamiento de datos de 800 millones de consumidores y más de 88 millones de organizaciones en todo el mundo.

Con su sede corporativa en Atlanta, Georgia (EE.UU.) y 11.200 empleados en todo el mundo, Equifax opera y tiene inversiones en 24 países de América del Norte, América Central, Sudamérica, Europa y en la región de Asia y el Pacífico. Es miembro del Índice Standard & Poor’s (S&P) 500® y sus acciones se cotizan en la Bolsa de Nueva York (NYSE) con el símbolo EFX. En Argentina, Equifax cuenta con 250 empleados y desarrolla Studio B, un Centro de Excelencia Analítica con más de 50 profesionales dando servicios para todo el mundo.