fbpx
11 agosto, 2020
Teletipo de Noticias

Coronavirus: ascienden a 3.596 los decesos y 196.543 los casos positivos en el país

Otras 53 personas murieron y 5.241 resultaron contagiadas en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras el presidente Alberto Fernández, insistió en que la cuarentena «nos permitió anticiparnos y que nadie se quede sin atención médica».

«Hoy habría gente en la provincia de Buenos Aires a la que le dirían no te puedo atender», indicó el mandatario en declaraciones radiales y recordó que el coronavirus «no te mata de un día para otro» y que la persona contagiada que ingresa a terapia intensiva necesita de «un promedio de 28 días» para su recuperación.

Con las cifras oficiales informadas esta noche, el número total de fallecidos desde el inicio de la pandemia se elevó a 3.596, en tanto que el de contagiados llegó a 196.543 casos.

El Ministerio de Salud destacó que hay 1.128 personas en camas de terapia intensiva en todo el país y que a nivel nacional están ocupadas el 55,1 % de las plazas, mientras que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) el porcentaje crece al 64,5.

En la jornada se registraron 3.586 contagios en la provincia de Buenos Aires y 968 en la Ciudad de Buenos Aires.

En el resto de las provincias, Chaco registró 59 contagios, Chubut 10, Córdoba 91, Corrientes 25, Entre Ríos 14, Jujuy 85, La Pampa 29, La Rioja 3, Mendoza 84, Neuquén 8, Río Negro 60, Salta 22, San Luis 2, Santa Cruz 49, Santa Fe 78, Santiago del Estero 2, Tierra del Fuego 47 y Tucumán 20.

En este contexto, el presidente Fernández aseguró que la cuarentena «nos permitió anticiparnos y que nadie se quede sin atención médica».

El mandatario agregó que «el coronavirus no te mata de la noche a la mañana te tiene en terapia intensiva una cantidad de 28 días promedio. Y (de esos casos) un 20% de personas terminan muriendo», recordó que «el cálculo es que cada 24 días se duplica la cantidad de muertos» y que esa estimación la tenemos que «tener presentes porque es un cálculo estadístico, matemático».

Por su parte, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, exhortó a los ciudadanos a «tomar recaudos personales» como método «más efectivo para no contagiarse» coronavirus y enfatizó que «los resultados epidemiológicos de la cuarentena dependen del cumplimiento de los protocolos».

«Las reuniones sociales son la más peligrosa fuente de contagio que hay: estar 15 minutos en un lugar cerrado con alguien con coronavirus es certeza de contagio», dijo Kicillof en declaraciones radiales.

El Gobernador agregó que «hay 17 millones de bonaerenses y es imposible controlar que cada uno cumpla con la cuarentena, ya que hoy una persona que anda en la calle tiene varios motivos que están permitidos».

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, afirmó en tanto que si el sistema de salud se satura, la administración de Kicillof «apretará el botón rojo» para endurecer la cuarentena dispuesta por la pandemia y rechazó que se quiera «dividir a la Ciudad y a la provincia» porque, dijo, se trata de «un solo conglomerado».

Durante una entrevista con Télam, el ministro también expuso que «es ridículo pensar que uno puede dividir jurisdicciones cuando se necesite una cama», analizó que «la situación es preocupante pero está controlada» y subrayó que advierte que hay «autorrestricción de un sector grande de la sociedad» en cuanto a la cuarentena.

La Ciudad de Buenos Aires, mientras tanto, completará el lunes próximo la primera fase del plan de reaperturas de actividades por la pandemia, con la habilitación para volver a funcionar a comercios situados en avenidas con alta circulación,.

Así lo confirmó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una conferencia de prensa en la que informó que «el nivel de casos sigue estando alto, con un promedio de 1.100 por día, una tasa de duplicación de 34 días y un R (índice de contagiosidad) estabilizado en 1.03 y eso nos da preocupación por supuesto, por eso tenemos que seguir trabajando».

Enviar mensaje
INFOLAPLATA