Cuando el derecho de unos cercena los de otros…

✍ Por Lic. Marcela Abete 💻

Desde esta columna he reclamado por el retorno a la presencialidad en la Facultad de Nutrición de la UNLP.

Nobleza obliga decir que , a estas alturas , hay múltiples causales que impiden que se lleve a cabo el regreso a sus aulas.

El reclamo de sus docentes ( se adjunta nota que ha circulado) es justo y requiere ser visibilizado…y una urgente solución.

Desde que se declaró el ASPO en el 2020, se han venido desarrollando las cursadas de manera virtual, así como las mesas examinadoras. No fue fácil para los estudiantes, especialmente los ingresantes, que sólo tuvieron una aproximación a la Facultad durante el curso de ingreso desde el 4/2 al 28/2/2020 .

Después, vino todo lo demás: algunos pudieron sostener las cursadas virtuales y hoy están en su tercer año. Otros tuvieron que regresar, otros no pudieron regresar…y en este 2022, la virtualidad estaría asegurada, hasta el receso invernal…a pesar de las promesas del reciente Decano electo. Estos estudiantes tienen limitados sus derechos.

Ahora bien, hoy se alzan las voces de sus profesores, y no se puede hacer oídos sordos a ésto porque se lesionan sus derechos también. Mientras tanto, silencios ….las autoridades educativas no se hacen cargo de dar respuesta.

Insisto que el reclamo docente es más que justo, incluso agrego que si se pudo dar continuidad al formato virtual, fue en muchos casos, porque ellos se pusieron al hombro el desarrollo de las clases, con sus recursos,utilizando el ingenio para poder motivar al alumno y asegurar que sigan vinculados y aprendiendo.

Lo cierto es que, a esta altura, se necesitan tomar decisiones para retomar la presencialidad, porque acá está en juego la formación de estos futuros nutricionistas ( y médicos,y obstetras,y enfermeros…) que necesitan realizar prácticas o tener cursadas donde esta instancia es relevante para su desempeño.

Algunas cosas no quedan claras cuando se piden explicaciones sobre los por qué no se retoma la presencialidad…no hay un plan, o por lo menos ,no se conoce.

A la situación descripta, se agrega que muchos estudiantes se han visto perjudicados porque no aparecen cargadas sus notas en el SIU GUARANI, y ello les impidió poder inscribirse en las materias correspondientes al año en curso. Tampoco nadie les ha respondido,a pesar de plantear la problemática reiteradas veces. Algunos alumnos aún no han sido asignados a comisiones y las clases iniciaron el pasado lunes 18.

La situación que viven hoy, tanto docentes como alumnos, parece no importar a las autoridades de la UNLP.

El decano de la Facultad de Ciencias Médicas consiguió su reelección por un nuevo período luego de «comprometerse» con los alumnos –y por escrito- a retomar la presencialidad en el dictado de clases.

De esta manera, el médico Juan Angel Basualdo Farjat estará a cargo de la unidad académica por el período 2022-2026. Hasta la fecha, no cumplió con su promesa. Y que hasta ahora se mantiene para 2022: virtualidad en todas las materias de las carreras de Nutrición, Obstetricia y Enfermería. Al menos el primer cuatrimestre. También en la mayoría de las materias de Medicina, con excepción de las “clínicas”.

«Tenemos la obligación, responsabilidad y vocación de recuperar los saberes perdidos, generar habilidades y destrezas, saber cómo realizar una anamnesis, maniobras semiológicas y generar vínculos profesional-paciente”, le piden los estudiantes al decano.

La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) tiene 17 facultades, 110 mil matriculados y más de 100 carreras de grado.

Tamaña institución , requiere estar a la altura…Es momento de tomar decisiones. Se necesita el uso del 100% de las sedes, de los espacios áulicos, sin aforo, y en todas las bandas horarias. También la ampliación del equipamiento de las cátedras y con mismo acceso para todas las carreras.

Se necesita que los tutores que trabajaron en el curso de ingreso 2022(virtual) cobren. Se necesita que se escuchen los reclamos y que se dé cumplimiento al compromiso asumido.


Marcela Claudia ABETE es de Necochea, provincia de Buenos Aires, Argentina. Licenciada en Educación. Diplomada Superior en Enseñanza en Entornos Virtuales . Diplomada en Políticas Públicas con enfoque de Derechos. Actualmente cursando la Maestría en Gestión y Gobierno de la Educación. Académica IIBEC Paulo Freire de México. Asesora educativa. Capacitadora. Ex Inspectora  de Enseñanza en la Dirección de Educación de Adultos y Formación Profesional de la Provincia de Buenos Aires. Maestra Normal Superior. Profesora Especializada en Educación de Jóvenes y Adultos con Pos titulo de actualización académica para docentes de Educación de Jóvenes, Adultos y Adultos Mayores. Bibliotecaria Escolar. Archivista. Coordinadora Académica y profesora en Nivel Superior

INFOLAPLATA