Imputaron a Kevin Spacey por cargos de abuso sexual contra tres hombres

El actor enfrenta desde 2017 una verdadera ola de acusaciones en Estados Unidos por delitos de índole sexual en medio del movimiento #MeToo.

El actor estadounidense Kevin Spacey fue imputado este jueves en el Reino Unido por cuatro cargos de agresión y abuso sexual contra tres hombres en hechos ocurridos entre marzo de 2005 y abril de 2013, en lo que es un nuevo episodio en la serie de acusaciones en su contra en los últimos años.

Según informó la agencia AFP, las imputaciones de la fiscalía de la Corona se basan en «una revisión de las pruebas recogidas por la policía londinense» en la investigación de la denuncia de las diferentes presuntas víctimas.

La fiscalía anunció haber «autorizado un proceso penal contra Kevin Spacey, de 62 años, por cuatro cargos de agresión sexual a tres hombres», detalló Rosemary Ainslie, jefa de la división de delitos especiales en Londres, y añadió: «También fue acusado de hacer que una persona participase en una actividad sexual con penetración sin su consentimiento».

Dos de los cargos corresponden a abusos sexuales cometidos en marzo de 2005 en Londres al mismo denunciante, otra a una segunda víctima en agosto de 2008; y finalmente el cuarto cargo corresponde a un tercer denunciante al que habría abusado en abril de 2013 en Gloucestershire, en el sudoeste de Inglaterra.

Todas las imputaciones corresponden a la época en la que Spacey dirigía artísticamente el teatro Old Vic de Londres. Años después, cuando empezaron a surgir las demandas contra el actor en EEUU, una investigación interna del teatro recogió «20 testimonios de presuntos comportamientos inapropiados» que no habían salido a la luz.

Además de estos nuevos cargos en suelo británico, el doble ganador del Oscar por «Los sospechosos de siempre» (1995) y «Belleza americana» (1999) y de numerosos galardones por la serie «House of Cards» enfrenta desde 2017 una verdadera ola de acusaciones en Estados Unidos por delitos de índole sexual en medio del movimiento #MeToo.

Desde entonces, y a excepción de un papel secundario en una cinta de Franco Nero rodada el año pasado en Turín, no ha vuelto a trabajar.

INFOLAPLATA