Izquierdoz está fuera del superclasico: será operado por una fractura en un pie

El tiempo estimado para la rehabilitación del zaguero central es de 2 a 3 meses, lo que implica que se perderá el resto de la competencia y que quedó descartado para el partido ante River del próximo domingo en el Monumental.

El defensor de Boca Juniors Carlos Izquierdoz presenta una una fractura en el pie izquierdo, será operado en la próximas horas y será una sensible baja para el superclásico ante River Plate en el Monumental, a disputarse el próximo domingo por la 7ma. fecha de la Copa de la Liga Profesional.

El Departamento Médico del club informó en un comunicado que el marcador central «tiene una fractura de la base del quinto metatersiano del pie izquierdo», por lo que deberá ser «intervenido quirúrgicamente en las próximas horas».

El tiempo estimado para su rehabilitación es de 2 a 3 meses, lo que implica que se perderá el resto de la competencia.

El «Cali» Izquierdoz se lesionó a los 22 minutos de juego en el Estadio UNO de La Plata en la victoria de Boca por 1 a 0 sobre Estudiantes, líder de la Zona A. Con dificultades para pisar, le dejó su lugar en el equipo al defensor peruano Carlos Zambrano.

El capitán «xeneize» llegó este lunes a la mañana con muletas y bota ortopédica a la clínica del barrio porteño de Barracas en la que se realizó estudios para determinar la gravedad de la lesión, que ya se presumía compleja por la impresión entregada por el propio futbolista.

«Me rompí todo», respondió con elocuencia a los cronistas al retirarse del centro médico, acompañado por su esposa.

En los próximos días se sabrá si el DT Sebastián Battaglia mantiene en el equipo al jugador la selección de Perú o busca otra variante para visitar a River en Núñez. En esa posición, como alternativas, se presentan los zagueros Gastón Ávila y Nicolás Figal.

La ausencia forzada de Izquierdoz no impactará en el equipo para la Copa Libertadores, ya que el defensor debe cumplir una sanción de cuatro partidos impuesta por la Conmebol debido a los incidente en el partido que Atlético Mineiro de Brasil, el año pasado.

El estreno de Boca en la fase de grupos de la máxima competencia sudamericana de clubes se producirá la semana del 6 de abril.

Más allá de la victoria del domingo a la noche y el buen rendimiento frente a Estudiantes, especialmente en el primer tiempo, la serie de lesiones de jugadores claves preocupan al cuerpo técnico para el armado del equipo.

El resultado y la buena tarea de varios jugadores, especialmente de Guillermo «Pol» Fernández como volante central, trajo la tranquilidad y la paz que el plantel y el entrenador necesitaban.

Ahora la atención está puesta en recuperar al resto de los lesionados: Darío Benedetto, Óscar Romero y Diego González. Ese será el tema del «Mundo Boca» en la previa del superclásico.

Consultado por la situación de ellos tras la victoria en La Plata, Bataglia apenas se limitó a responder: «En la semana, cuando se reintegren a los entrenamientos, veremos cómo están». El plantel volverá a las practicas este martes desde las 9:00 en el predio de Ezeiza, donde trabajará hasta el viernes, ya que el sábado lo hará en el complejo Pedro Pompilio para luego quedar concentrado.

«Pipa» Benedetto, que tiene una lesión muscular en su pierna derecha que nunca se informó con parte médico oficial, se perdió los últimos dos partidos ante Huracán y Estudiantes y según sus allegados tratará de jugar sí o sí el superclásico aunque no esté en las mejores condiciones.

La semana pasada se mostró un video con el futbolista realizando sus primeros ejercicios en campo junto al kinesiólogo Leonardo Betchakian.

Por su lado, el paraguayo Romero, último refuerzo de este semestre, no jugó anoche por haber presentado el viernes una molestia en su isquiotibial derecho. El ex Racing y San Lorenzo venía de jugar dos partidos en cuatro días, ante Central Córdoba de Rosario y Huracán, luego de un largo parate con tres partidos en seis meses desde su salida de Boedo.

Tampoco hubo informe oficial sobre el estado del paraguayo, quien no fue convocado para el partido con Estudiantes por precaución. La intención de Battaglia es contarlo, al menos, para el banco de suplentes.

En cuanto al «Pulpo» Gonzalez, quien podría ser acompañante ideal para «Pol» Fernández en el medio, continúa en recuperación de un desgarro en el isquiotibial derecho, que sufrió el 28 de febrero pasado.

Boca visitará a River el próximo domingo desde las 19.00 por la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional.

INFOLAPLATA