La Cruz Roja y Ucrania dan versiones diferentes sobre la evacuación de civiles

La Cruz Roja internacional dijo que todavía no está confirmado que este viernes puedan realizarse evacuaciones de civiles de la sitiada ciudad de Mariupol, en la disputada región del Donbass, en el sur de Ucrania, declaró un portavoz de la organización en Ginebra.

Sin embargo, la viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereschuk, anunció en Facebook que al menos 1.458 personas fueron evacuadas de la ciudad, asediada por tropas rusas, a lo largo de tres corredores humanitarios acordados este jueves.

«El 31 de marzo, 1.458 personas llegaron a Zaporiyia en tres corredores humanitarios acordados en su propio transporte. De ellas, 631 residentes de Mariupol y 827 de las ciudades de la región de Zaporiyia», detalló Vereschuk en su cuenta de la red social.

El CICR indicó que su equipo en el terreno tiene tres vehículos y nueve efectivos en Zaporiyia para dirigirse a Mariupol.

«Hay muchas partes en acción y no están resueltos todos los detalles para estar seguros que esto tendrá lugar con la seguridad adecuada (…) Aún no está claro si se hará hoy», afirmó Ewan Watson, vocero del CICR en un contacto regular de la ONU con la prensa.

«Nuestra esperanza es que aún podamos comenzar la operación de evacuación hoy. Es una carretera muy larga» entre Zaporiyia y Mariupol, comentó.

La distancia es de 226 kilómetros y se tarda más de tres horas de ruta en condiciones normales, antes de que estallara la guerra el 24 de febrero.

«La población necesita desesperadamente este paso seguro», añadió el portavoz, citado por la agencia de noticias AFP.

Por el momento, el CICR no está autorizado a llevar ayuda a Mariupol, dijo Watson, señalando que los camiones de ayuda están listos para dirigirse a la ciudad tan pronto como se dé luz verde.

No obstante, Vereschuk confirmó que casi 1.500 personas pudieron abandonar Mariupol y el conurbano de Zaporiyia, otra de las ciudades más castigadas en lo que va de la invasión rusa, reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

Miles de civiles buscan salir de Mariupol Foto AFP
Miles de civiles buscan salir de Mariupol

«El 31 de marzo, 1.458 personas llegaron a Zaporiyia en tres corredores humanitarios acordados en su propio transporte. De ellas, 631 residentes de Mariúpol y 827 de las ciudades de la región de Zaporiyia», detalló Vereschuk.

La autoridad ucraniana informó, además, que han salido de la ciudad de Energodar -a unos 50 kilómetros de Zaporiyia- «50 coches particulares y un autobús con niños. Han pasado todos los controles de carretera y han llegado a Zaporiyia».

Indicó que más de 30 micros permanecen en la entrada de las ciudades de Berdyansk y de Mariupol para llevar a los residentes a Zaporiyia.

Además, Vereschuk denunció que las tropas rusas no dejaron entrar en Melitopol (sudeste) a 12 colectivos que llevaban ayuda humanitaria e iban a evacuar a civiles. Las 14 toneladas de alimentos y medicinas que transportaban fueron confiscadas por los rusos, según denunció.

«Mañana -por este viernes- seguiremos abriendo el corredor humanitario hacia Mariupol y no dejaremos a nuestra gente sola», enfatizó la viceprimera ministra ucraniana.

Desde el inicio de las hostilidades el 24 de febrero hubo diversos intentos para permitir la salida de civiles de Mariupol, algunos de ellos con éxito.

Ucrania cifró en 75.000 los ciudadanos de Mariupol evacuados y detalló que otros 100.000 civiles están a la espera de poder salir de la ciudad en forma segura.

La semana pasada, Moscú anunció haber completado la primera etapa de su ofensiva en Ucrania y dijo que ahora se enfocaría en la «liberación» del Donbass, una región industrial fronteriza con Rusia en la que la mayoría de la población habla ruso, donde se encuentra Mariupol.

Más de 14.000 personas murieron en el Donbass desde 2014, cuando milicias separatistas se alzaron en armas contra el Gobierno ucraniano en las dos provincias que integran la región, Lugansk y Donetsk, luego de que las autoridades de Kiev no cumplieran su compromiso, firmado con Rusia en Minsk, Bielorrusia, de darles a esas provincias autonomía, posibilidades de elegir sus autoridades regionales y permitir la enseñanza libre del idioma ruso.

INFOLAPLATA