fbpx
5 julio, 2020
Teletipo de Noticias

La post pandemia también despierta la iniciativa de los emprendedores

Aunque con fecha incierta, la post pandemia puede traer aparejada lo que algunos llaman una «nueva normalidad» en la que el distanciamientos social y el cuidado de la higiene personal requieran de algunos instrumentos que pueden convertirse en parte del equipamiento cotidiano de las personas.

Más allá de los barbijos y del alcohol en gel, el contacto con superficies de uso público será uno de los puntos más controversiales de la nueva vida: abrir picaportes, aferrarse al pasamanos en un colectivo o pulsar el teclado de un cajero automático, serán acciones desafiantes.

Ese fue el reto que se plantearon los diseñadores de una pyme argentina que, con 26 años en el mercado de máquinas de estampado, crearon dos dispositivos que -según entienden- llegaron para quedarse.

«Nos pusimos a pensar qué podíamos fabricar para la pospandemia. Tapabocas sublimables y máscaras infantiles de protección, fue lo primero, pero lo más novedoso son estos dos accesorios, el ‘Dedoplus’ y el ‘Manibondi'», explicó a Télam Gonzalo Nivela, ingeniero y fundador de Nico Buttons.

El primero, de dimensiones de un llavero, sirve para abrir puertas y tocar botones, mientras que el segundo, del tamaño de un puño, puede usarse para las mismas acciones pero además para aferrarse a los pasamanos de los transportes públicos ya que cuenta con un recubrimiento antideslizante.

Nivela comentó que la empresa, tradicionalmente relacionada al mundo textil y de los eventos, tiene una parte de su esperanza puesta en estos dos productos ya que, según afirma, la nueva realidad «llegó para quedarse» y con ella, el uso de este tipo de dispositivos.

Enviar mensaje
INFOLAPLATA