Los policías acusados de la muerte de Lautaro se negaron a declarar y fueron apartados de la fuerza

Los nueve efectivos investigados por abandono de persona seguido de muerte del joven que fue hallado ahogado en las aguas del río Paraná seguirán en libertad pero dejaron de pertenecer a la fuerza. 

 

Los nueve policías acusados del abandono de persona seguido de muerte de Lautaro Rosé, el joven de 18 años que fue hallado muerto tras una persecución policial en aguas del río Paraná, en la ciudad de Corrientes, se negaron este miércoles a declarar ante la Justicia, que les prohibió salir del país, acercarse a la familia de la víctima y vincularse entre ellos mientras dure a investigación,

Así lo informó a Télam la jueza de Instrucción 3 de Corrientes, Josefina González Cabaña, quien dijo que los efectivos acusados son en total nueve y que ya fueron apartados de la fuerza aunque continuarán por el momento en libertad, mientras que el fiscal de la causa, Gustavo Robineau, desestimó la imputación de otros dos.

La magistrada agregó que la acusación del Ministerio Público Fiscal es por los delitos de «abandono de persona seguido de muerte, apremios ilegales e incumplimiento de los deberes de funcionario público» y que «en el transcurso de la investigación se va a desentrañar la responsabilidad que le compete a cada uno».

Para ello, detalló, se analizarán las declaraciones aportadas a la causa y otras decenas de medidas de probatorias, entre ellas imágenes de cámaras de seguridad del 911 y de la Municipalidad, que ya fueron solicitadas.

La titular del Juzgado de Instrucción 3 informó que el fiscal no pidió las prisiones preventivas de los acusados, aunque ella ya concedió la eximición de prisión a dos de ellos, requerida por el defensor Jorge Buompadre, quien representa a todos los policías investigados por este hecho.

Seguidamente dijo que se dispuso «la separación de la fuerza los nueve policías, como medida cautelar hasta que se resuelva su situación legal» y que les dictó además «restricción de acercamiento a familiares de la victima, restricción de acercamiento entre ellos y prohibición de salir de la provincia y del país, entre otras medidas».

Finalmente, la magistrada confirmó que el adolescente de 16 años amigo de Lautaro, que también fue perseguido por los efectivos la madrugada del lunes 8 de noviembre y declaró en la causa, «fue incorporado al sistema nacional de protección de testigos».

Por su parte, el abogado de la familia Rosé, Hermindo González, dijo que durante la audiencia de hoy que «se les leyó (a los policías) el requerimiento fiscal que promovió la imputación», que «dos efectivos fueron apartados de la investigación» y que «los nueve imputados hicieron uso de su derecho constitucional de abstención» de declarar.

Además adelantó en declaraciones a la prensa que solicitará «el procesamiento de todos con prisión preventiva».

Una de las marchas para pedir justicia por Lautaro
Una de las marchas para pedir justicia por Lautaro.

«El dato saliente es que todos los policías continúan en libertad y la querella hará un planteo en las próximas para garantizar los fines del proceso», dijo González al salir del Juzgado.

Por otra parte, el abogado explicó que en el acto procesal, las partes solicitaron copias del material probatorio y que él busca «robustecer la imputación, que tiene bastante consistencia».

Para el miércoles  24 de noviembre está previsto que declare en la causa Juana Sotelo, madre de Lautaro, y también un tío del joven, adelantó la jueza.

El hecho

De acuerdo a los resultados de la autopsia, Lautaro murió por asfixia por sumersión.

El hecho se produjo la madrugada del lunes 8 de noviembre cuando el joven y su amigo adolescente, junto a otras personas, se encontraban debajo del puente General Belgrano, en inmediaciones de la costanera de la ciudad de Corrientes, y se produjeron algunos incidentes con la policía que derivaron en una persecución.

En esas circunstancias, Lautaro y su amigo se metieron en las aguas del río Paraná, de donde el menor logró salir y el primero no, ya que no sabía nadar.

El cuerpo de Lautaro fue hallado la mañana del jueves 11 pasado en las aguas del río, a la altura de los astilleros.

La autopsia confirmó que el joven murió ahogado y testigos aseguraron que pidió ayuda cuando estaba en el agua y los policías que estaban allí no lo auxiliaron.

Enviar mensaje
INFOLAPLATA