No dejemos que el facilismo se apropie de las aulas

✍🏽 Por Lic. Marcela Abete 💻

El sistema educativo está colapsado…inmerso en una crisis, y a quienes lo dirigen parece no preocuparles. La micro política (los docentes) resuelve lo que a la macro política parece no interesarle.

Solo 16 de cada 100 estudiantes terminan la secundaria en tiempo estimado y con resultados satisfactorios en Matemática y Lengua.

Este dato surge del informe realizado por Mariano Narodowski, Gabriela Catri y Martin Nistal del Observatorio de Argentinos por la Educación .

Entre los estudiantes con trayectorias escolares esperadas, la mitad (52,1%) pertenece al perfil de mayor nivel socio económico. En el otro extremo, solo el 15% forma parte del perfil de menores ingresos.

De los 16 de cada 100 estudiantes que terminan la secundaria en tiempo y forma, 8 pertenecen al perfil socioeconómico más alto, 5 al perfil medio, y solo 3 al perfil más bajo,según dicha fuente.

Y agrega que el 34,3% que llega al último año de la secundaria asiste a escuelas privadas. Sin embargo, quienes llegan en tiempo y con conocimientos satisfactorios representan el 63,7% en escuelas de gestión privada y el 36,6% en estatales.

La mitad de estos estudiantes (el 54,8%) tienen madres que alcanzaron un nivel educativo superior (terciario, universitario o posgrado) completo o incompleto. De los 16 alumnos que terminan en tiempo y forma, 9 tienen madre con educación superior, 4 con secundario completo, 2 con secundario incompleto y 1 con nivel primario.

Los datos son elocuentes, y no debe dejar de sorprendernos.

Si bien se han conocido planes y programas para poder revertir la situación, parece no ser suficiente. Y no es suficiente porque no se piensa a la Educación como política pública.

El tema es recurrente y la situación actual es alarmante. Formosa, Chubut, Santa Cruz, Entre Ríos, y la misma Buenos Aires, son ejemplos de lo poco que importa la Educación.

Pareciera que la ignorancia es moneda corriente, y que los estudiantes pasen de año sin aprender no parece preocupar.

Lejos estamos de aquellos tiempos en los que éramos potencia en materia educativa.

Pareciera que las malas decisiones (o nulas) de quienes conducen el sistema educativo, se esconden bajo normativas que invitan al no esfuerzo y al no preocuparse por no aprender…el facilismo se apropia del aula.

En medio de esto, los docentes. A quienes parece querer desalentarnos y que miremos para otro lado. Me resisto a eso,quiero decirlo. Porque soy docente por vocación y no por opción. No llegué a transformarme en docente, buscando una salida laboral. ( Aunque hoy sea una «bolsa de trabajo»)

Por eso voy a defender el derecho a la Educación, reivindicando valores , el enseñar y aprender como premisa, y la cultura del esfuerzo, del mérito para poder «nivelar para arriba».

Quienes me conocen saben que milito la Educación, que considero importante sostener las trayectorias de nuestros estudiantes para favorecer la inclusión, la terminalidad y el egreso , pero APRENDIENDO. Solo así podremos ser un mejor país, de lo contrario, estaremos estafando a nuestras futuras generaciones e incluso, haciéndolos ignorantes para poder dominarlos.


Marcela Claudia ABETE es de Necochea, provincia de Buenos Aires, Argentina. Licenciada en Educación. Diplomada Superior en Enseñanza en Entornos Virtuales . Diplomada en Políticas Públicas con enfoque de Derechos. Actualmente cursando la Maestría en Gestión y Gobierno de la Educación. Académica IIBEC Paulo Freire de México. Asesora educativa. Capacitadora. Ex Inspectora  de Enseñanza en la Dirección de Educación de Adultos y Formación Profesional de la Provincia de Buenos Aires. Maestra Normal Superior. Profesora Especializada en Educación de Jóvenes y Adultos con Pos titulo de actualización académica para docentes de Educación de Jóvenes, Adultos y Adultos Mayores. Bibliotecaria Escolar. Archivista. Coordinadora Académica y profesora en Nivel Superior

INFOLAPLATA