Con un acto homenaje, el Municipio presentó la calle «Héctor Delmar»

En el marco de un evento que contó con la presencia del intendente Julio Garro, la Municipalidad anunció la designación de un tramo de la calle 118 como “Héctor Delmar” en conmemoración al cinco veces presidente del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata. «Con sus actos y su historia, nos marcó un ejemplo y un camino a seguir», destacó el jefe comunal.

El homenaje tuvo lugar en 118 esquina 60, donde familiares y allegados a Delmar junto a autoridades del Ejecutivo Municipal, Concejales e integrantes de la comisión directiva del club descubrieron el nomenclador ubicado en el lugar a partir de la ordenanza 12.428.

Cabe recordar que, a través de esta normativa promulgada en 2023, la Comuna dispuso identificar con el nombre de este referente de la ciudad al trayecto que va desde avenida 60 hasta avenida Iraola de la mencionada arteria.

«Esta calle muchas veces lo vio pasar yendo o volviendo del club que amaba, al que le dio tanto», dijo Garro durante el acto, y recordó que Delmar ya había sido distinguido como Ciudadano Ilustre de la Ciudad en 2016.

«Con sus actos y su historia, nos marcó un ejemplo y un camino a seguir; nos enseñó que cuando uno ama algo, como él amaba a su club y como los platenses amamos a nuestra ciudad, no hay techo», agregó el jefe comunal, acompañado por los hijos de «Cacho», Marcelo y Graciela.

QUIÉN FUE HÉCTOR “CACHO” DELMAR

Héctor Delmar nació en 1927 en el seno de una familia de inmigrantes que le inculcó el valor del trabajo, la perseverancia, la honradez y el fuerte aprecio por los valores humanos. A los cinco años se mudó a la ciudad, momento desde el cual comenzó a participar del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata, vínculo que sostuvo durante toda su vida.

En la década del 50, siguiendo los pasos de su padre, Delmar se convirtió en un exitoso empresario de la indumentaria, siendo fundador y presidente de la Cámara del Vestir de La Plata y miembro de la Cámara de Comercio. Además, logró que su marca vistiera a la aerolínea de bandera en vísperas del Mundial 78.

En reconocimiento a su activa colaboración con su comunidad, en el año 1979 la República Italiana lo nombró como “Cavaliere dell´Ordine al Merito della Repubblica Italiana”, distinción que también había tenido su padre en 1968.

En 1983 accedió a la presidencia del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata, durante una grave crisis deportiva e institucional, consiguiendo el retorno a primera división en el lapso del primer año de su gestión. Durante esos años fue acompañado por personalidades como René Favaloro, Augusto Patiño Chaumeil, Carlos Tejo y Francisco Terrier, entre otros.

Delmar tuvo un total de cinco mandatos como presidente de la institución deportiva y uno como vicepresidente. Fue durante su gestión que el club ganó la Copa Centenario y quien contrató a Carlos Griguol para la conducción del equipo mayor.

Además de su relación con Gimnasia, fue socio vitalicio de varias instituciones arraigadas en la ciudad, entre ellas el Club Regatas, Universitario, Círculo Andaluz, Jockey Club y los clubes Hípicos de La Plata y City Bell, entre otros. Además, fue un cultor del diálogo, la amistad, el respeto y un forjador de consensos.