EL NUEVO MAS PRESENTÓ SUS PRECANDIDATOS PARA ENSENADA

Nuevamente el docente, delegado y referente de Suteba Multicolor, Facundo Gaspari, fue el elegido por el Nuevo Mas para postularse a la Intendencia de Ensenada. Se trata de un referente en la zona de la lucha por un salario digno y la defensa de la escuela pública.

La lista de concejales está encabezada por otra docente: Bárbara Suhurt, quien es delegada y fue parte de la lucha contra la precarización laboral como integrante del programa ATR en las escuelas secundarias de la ciudad. Además, desde la Agrupación de Mujeres Las Rojas, levanta las banderas del feminismo socialista, el derecho al aborto legal, contra la violencia hacia las mujeres y disidencias sexuales, por el desmantelamiento de las redes de trata y por la aplicación de la ESI en todas las escuelas.

Como precandidato a Segundo Concejal, se posiciona Fabián Quinteros, delegado de la escuela especial 501, impulsando la denuncia del ajuste en educación y en los programas de salud y salud mental que repercuten en las condiciones y acceso a la educación de las niñeces con discapacidad.

También forma parte de la lista Nora Oyola, docente desde hace más de 15 años e impulsora del proceso de recuperación de la seccional del sindicato Suteba en el año 2013. Desde joven, Oyola trabajó impulsando el teatro independiente, lo que la ha convertido además en una defensora de la cultura en la ciudad.

Quien encabeza la lista de consejeros escolares es Martina Galvan, joven docente recién recibida de maestra de educación primaria y activista por la educación pública.

Por otra parte, como integrante de la nómina de concejales, se postula una vez más Rosana Rodriguez, vecina del barrio campamento, para seguir visibilizando la lucha de vecinos y asambleas que denuncian la contaminación de la empresa multinacional COPETRO en la región.

La lista del Nuevo MAS postula a la presidencia a Manuela Castañeira y como vicepresidente lleva al docente neuquino Lucas Ruiz. La principal propuesta de su campaña es la de implementar un salario mínimo de 500 mil pesos para cada trabajador, planteo que se enmarca en sus «siete medidas anticapitalistas para enfrentar la crisis».