Murió la nena de 9 años baleada por delincuentes 

Una niña de 9 años, hija de uno de los custodios de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, murió este lunes en el hospital Churruca donde fue internada tras haber sido baleada en la cabeza esta mañana por delincuentes que intentaron robar el auto en el que se desplazaba con su padre por la localidad bonaerense de Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora.

Así lo dio a conocer esta tarde la propia Bullrich, quien en su cuenta de la red social «X» posteó: «Asesinaron a Umma. Estos criminales no tienen perdón. Los vamos a buscar hasta encontrarlos. Estamos junto a sus padres, María Eugenia y Eduardo, en este terrible momento y profundo dolor».

El hecho se registró esta mañana, cerca de las 9, cuando Eduardo Aguilera (42), un agente de la PFA asignado a la custodia de la ministra, se encontraba de franco y salía de su domicilio, situado en la intersección de las calles Pío Baroja y París, del partido de Lomas de Zamora, en su auto Ford Ka en el que viajaba junto a su hija.

Allí, el efectivo fue abordado por delincuentes armados que circulaban en un vehículo Toyota Corolla negro y le exigieron su rodado, aunque el efectivo intentó disuadirlos esquivándolos y escapando del lugar.

En ese contexto, los delincuentes abrieron fuego en dos oportunidades contra Ford Ka y, como consecuencia de ello, la hija del policía, de 9 años, resultó herida en la nuca y en una de sus manos.

Luego, los delincuentes escaparon en dirección a la ciudad de Buenos Aires sin concretar el robo, mientras que la niña tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital Gandulfo y luego ser derivada en un helicóptero al hospital Churruca, donde permanecía internada con pronóstico reservado.