El Gobierno reflota los proyectos de Ganancias y de fórmula jubilatoria 

El Gobierno trabajará esta semana, en reunión con los gobernadores este viernes en la Casa Rosada, una hoja de ruta para volver a tratar en el Congreso la Ley Ómnibus que el Poder Ejecutivo intentó sin suerte sancionar durante las sesiones extraordinarias de enero. Los funcionarios de Javier Milei buscarán insistir ante el parlamento con los mismos proyectos de restitución de la cuarta categoría de Ganancias y de cambio de la fórmula de actualización jubilatoria.

En la estrategia renovada que el gobierno libertario traza para conseguir apoyo de los gobernadores, en la mesa de los ministros que estarán al frente de la negociación con las provincias creen que la modificación en la fórmula de actualización trimestral de haberes y la iniciativa de Ingresos Personales que haga volver a pagar el impuesto a unos 800 mil empleados tenían “buen consenso” durante las discusiones preliminares. La dinámica en Diputados terminó por dinamitar los puentes entre el oficialismo y los bloques opositores dialoguistas y la ley terminó por naufragar.

La convocatoria de Milei a una nueva ronda negociadora con los gobernadores vuelve a poner sobre la mesa algunos artículos y medidas que están relacionadas con el ajuste fiscal que busca Luis Caputo y que necesitaban respaldo parlamentario. Para ponerlo en números grandes: el fracaso del primer intento de sanción de la ley ómnibus le había costado al Poder Ejecutivo casi 1,5% del PBI del ajuste total de 5 puntos del Producto que necesita este año, por perder la chance de una suba generalizada de retenciones, la restitución de Ganancias y cambios en Bienes Personales.

Todavía no está claro si el texto completo de la segunda versión de la ley ómnibus será o no idéntico a la última versión negociada sobre el filo en Diputados, justo antes de que el oficialismo decidiera retirarlo ante la falta de apoyos en la votación en particular. Ya a esa altura la iniciativa había experimentado una serie de cambios considerables. Uno de ellos, por ejemplo, fue eliminar el traspaso de activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) desde Anses al Tesoro. No está confirmado si ese artículo volverá a aparecer en el próximo intento que el Ejecutivo le dará al megaproyecto de ley.

Sobre la cuarta categoría de Ganancias y jubilaciones, en cambio, creen que si bien terminaron siendo víctimas del naufragio del proyecto, sobrevolaba un nivel de consenso que les hubiese permitido ser aprobadas en la cámara baja. De todas maneras, en el Gobierno se atajan: “Sabemos que puede haber cambios, pero no deberían ser significativos”, mencionaron a Infobae sobre esos dos proyectos en particular.