HISTÓRICO : 21 MUJERES Y LGBTI+ RECIBIERON SUS CERTIFICADOS EN SOLDADURA

Astillero Río Santiago, los puertos de Dock Sud y La Plata, el Ministerio de Mujeres y la Dirección General de Educación y Cultura de la provincia de Buenos Aires entregaron los certificados a mujeres y LGBTI+ que fueron formadas en soldadura

La ceremonia se realizó esta mañana en el Astillero Río Santiago, en donde gracias a una iniciativa conjunta con el Puerto de Dock Sud y el municipio de Avellaneda y al que este año se sumaron el Puerto La Plata y los municipios de Ensenada, Berisso y la Dirección General de Educación y Cultura, entre otras instituciones, se implementó la Segunda Edición del Curso de Soldadura en el marco del Programa “Formar para Trabajar”.

En el acto tanto la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, así como también el Presidente del Astillero Río Santiago, Pedro Wasiejko; Carla Monrabal, Presidenta del Puerto de Dock Sud, y José María Lojo, Presidente del Puerto La Plata, coincidieron en la importancia de impulsar estas políticas públicas desde el Estado para generar las condiciones para que la igualdad de oportunidades no sea un discurso, sino una realidad. En el acto también estuvieron presentes Lorena Benaglia, secretaria Adjunta de ATE Ensenada; y autoridades de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Tecnológica Nacional, así como funcionarios de los municipios participantes de esta Segunda Edición del curso.

La iniciativa que nació con los objetivos de potenciar el trabajo conjunto entre Estado, empresas y comunidad; generar mano de obra calificada en la comunidad; impulsar la incorporación de más mujeres y LGBTI+ en las industrias vinculadas con el puerto y la construcción naval y reducir la desigualdad en el mundo laboral por cuestiones de género tuvo este año su Segunda Edición en la que se incrementó la cantidad de beneficiarias que llegaron a ocho en el año 2022.

“El Gobierno de la provincia de Buenos Aires sigue con la absoluta convicción de que el camino es el trabajo, la producción y el Estado presente como un motor del desarrollo con inclusión, y un reconocimiento de base. Porque no es cierto que hay libertad cuando hay desigualdad. La manera de que construyamos libertad es decidir en qué queremos trabajar y eso será posible cuando acercamos el punto de partida. No es cierto que somos iguales cuando las posibilidades de acceso no son realmente iguales. “, sostuvo Estela Díaz. Y agregó: “Nadie se salva solo ni sola, lo hacemos de conjunto. Así que con esa convicción vamos a seguir trabajando en nuestra Provincia”.

Por su parte, Pero Wasiejko sostuvo: “Cuando nuestro gobernador nos dice que debemos mirar al futuro significa que tenemos que introducir paradigmas distintos a los que se manejaban en el siglo XX y a los que se utilizan en el presente. Una de las cuestiones más importantes en el ámbito laboral es cómo incorporamos la cuestión de la igualdad e inclusión en materia de género y diversidad. Y hay varios motivos por los cuales es importante hacerlo. En primer lugar porque nuestro país tiene una tendencia a la disminución de la población a mediano y largo plazo. Si queremos resolver los problemas macroeconómicos, uno de los aspectos a considerar y que es absolutamente necesario es la inclusión de la mujeres y diversidades en los sectores donde hay posibilidades de empleo con niveles salariales grandes.

Con Estela Díaz lo hemos trabajado muchas veces en el sector de la industria, que fundamentalmente está masculinizado. Si en ese ámbito no se incorporan las mujeres, por más decretos y leyes que existan, es muy difícil que logremos la inclusión real. Están los formalismos, que son sumamente importantes para incentivar y motivar esa formación y ese cambio, pero también tiene que estar el trabajo real, la implementación de políticas concretas como esta que impulsamos para que en los lugares de trabajo donde pagan los mejores salarios también esté representada la sociedad en su conjunto”.

Luego, Carla Monrabal destacó la importancia de generar inclusión por medio de este programa y señaló: “El éxito de ‘Formar para Trabajar’ no solo fue una idea, sino también el resultado del trabajo articulado entre diversas instituciones que colaboraron para llevar adelante esta iniciativa. Agradezco especialmente a Estela, quien siempre estuvo presente; a nuestro gobernador, Axel Kicillof; al intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y a su equipo por la convocatoria y su apoyo. Esta colaboración es una sinergia que nos une a todos y todas, para mantenernos firmes en nuestros esfuerzos, especialmente en momentos en los que se enfrentan desafíos».

José María Lojo felicitó a quienes se formaron como soldadoras durante este año y reafirmó “su compromiso para continuar implementando políticas de Estado que impulsen el desarrollo de la industria naval”. Luego agregó: “Este año fueron 21 soldadoras y continuaremos trabajando para que el año que viene se sumen muchas más instituciones, al tiempo que estaremos gestionando para concretar las obras que requieran de su labor como soldadoras”.

Por ultimo, Lorena Benaglia celebró que las mujeres y diversidades puedan formarse a través de cursos de soldadura que se hacen en el Astillero Río Santiago. “Hay una realidad y es que esto se logra porque existe una decisión política de nuestro gobierno a favor de las cuestiones de género. A las mujeres en el Astillero siempre nos tocaba hacer tareas de limpieza, secretarias o administrativas y en realidad no hay que mirar el género sino la capacidad de cada una. Es muy positivo que siga la inclusión a través de cursos que tan bien nos hacen”.

Para Malena Derkos, de 18 años y una de las estudiantes que finalizaron el curso este año, se trató de «una experiencia increíble. Lo que significa para la mujer volver a ocupar espacios que se nos han negado gracias al Astillero y a quienes participaron de esta iniciativa que nos ha dado la posibilidad con esta política de Estado para que esto sea posible, es muy importante“.

Para Maite Gutiérrez, otra de las beneficiarias del programa, «este curso es una gran herramienta para mí. Me llenó de muchos conocimientos. Cuando entre acá no sabía nada de soldadura».

Es importante recordar que el Programa se desarrolló a partir de una iniciativa de Carla Monrabal, Presidenta del Consorcio de Gestión del Puerto de Dock Sud, con el acompañamiento de Pedro Wasiejko, Presidente del ARS en 2022.

El Consorcio portuario de Dock Sud estuvo a cargo de la elaboración del diagnóstico a través del cual se relevó la necesidad de contar con soldadoras profesionales en las empresas del sector.

El Astillero Río Santiago estuvo a cargo del diseño e implementación del curso a través del Departamento de Capacitación; del Programa de Género, Mujeres y Diversidad; de la jefatura del sector de Soldadura y de la participación del personal a cargo de la instrucción de las mujeres seleccionadas.

La experiencia se realizó de manera articulada con el Municipio de Avellaneda a través de la participación de Magdalena Sierra y con la provincia de Buenos Aires. El Municipio estuvo a cargo de la selección de las beneficiarias del programa y ocho mujeres finalizaron el Curso de Soldadura.

Este año, se sumaron a la iniciativa el Puerto La Plata y los municipios de Ensenada y Berisso. Por otra parte, el Proyecto se desarrolló en base a la trayectoria formativa aprobada por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires. La participación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata permitió sumar ayudantes estudiantes que acompañaron a quienes estuvieron a cargo de la instrucción y brindaron apoyo a las cursantes.